A MANO EN SARANDÍ

Arsenal y Rosario Central empataron 1 a 1 en el debut de la Copa de la Liga Profesional. Sebastián Lomónaco Y Marco Rubén fueron los encargados de las emociones de la tarde donde la lluvia dijo presente.

POR GABRIEL VARGAS

Con una tarde bajo la lluvia, comenzó a rodar la pelota en el estadio Julio Humberto Grondona. El cotejo comenzó con el conjunto de Leonardo Madelón manejando la pelota, pero sin llegar con peligro al área rival, mientras que Central esperaba para salir de contra. La primera situación con algo de peligro llegó a los 5 minutos cuando Walter Montoya remató desde lejos y la redonda se fue por encima del arco de Axel Werner. Cinco minutos más tarde llego la primera emoción en Sarandí, de la mano de Sebastián Lomónaco, quien le ganó en lo alto a Facundo Almada y de cabeza puso en ventaja al equipo del viaducto. 

Al ponerse en ventaja, Arsenal pudo seguir aumentando en el marcador, llegando con mucha gente al área del Canalla, aunque las jugadas no pudieron culminar en gol. En el mejor momento del encuentro para Arsenal llego la igualdad de la visita: a los 33 minutos, luego de una falta al borde del área grande, Emiliano Vecchio asistió de gran manera a Marco Rubén y el goleador histórico puso el 1 a 1.

El complemento fue una cara totalmente distinta a los primeros 45 minutos, casi sin ocasiones de gol para el local. La cancha, que comenzaba a mostrar alguna cara de la lluvia que ocurrió minutos antes, y las polémicas no se quisieron quedar sin su participación. 

Con alguna jugada aislada, Arsenal intentó lastimar a Central, mientras que la figura de estos dentro de la cancha se agigantaba más. Tanto es así que a los 30 minutos de la segunda etapa nuevamente Marco Rubén convirtió para los de rosario. Con este tanto llego la primera polémica de la tarde dado que la línea levanto el banderín e invalidando el tanto. ¿La polémica? El gol de Rubén fue totalmente lícito. 

Ya con el encuentro apagado y cuando parecía que ya nada más iba a pasar llego la segunda polémica: 43 minutos transcurrían cuando Damián Martínez tiró el centro y la redonda impacta en la mano de Gonzalo Goñi, jugada que debió ser sancionada como penal y el árbitro del encuentro Darío Herrera dejó seguir el juego. 

De esta manera, Arsenal y Rosario Central no se sacaron ventajas y ambos ya piensan en sus próximos rivales. El equipo del Viaducto visitará a Independiente en Avellaneda mientras que los rosarinos harán lo propio como local ante Vélez en el Gigante de Arroyito.

LAS DECLARACIONES DE LOS PROTAGONISTAS

Al terminar el encuentro tuvimos la palabra de Cristian Chimino que hizo el análisis del encuentro: “Fue un partido parejo en el mejor momento nuestro nos golpean ellos, pero por sobre todo nos supimos sobreponer y por momentos los superamos.

“Por momentos no se podía jugar había mucho viento, pero era para los dos igual” sostuvo el lateral derecho en referencia al clima que había durante el desarrollo del encuentro. “Arsenal es un grande dormido y este año ojalá lo podamos poner allá arriba trabajando con humildad como se trabajó hoy”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba