BOCA, EL REY DE LA COPA ARGENTINA

Por Joaquín Giménez Daniele

En un partido con pocas luces, el Xeneize se impuso 5-4 desde los doce pasos (igualaron sin goles en los 90 minutos) y consiguió su título número 71.

En el estadio Madre de Ciudades de Santiago del Estero se jugó la final de la Copa Argentina entre Boca Juniors y Talleres de Córdoba. El equipo Xeneize se impuso 5-4 por penales luego de un aburrido 0 a 0. 

Gran marco de público presentaba el recinto. Mucha gente de ambos clubes llenaron las tribunas de color, como hace tiempo se extrañaba. El partido dejó bastante que desear ya que no tuvo muchas emociones.

La primera aproximación de Boca llegó a los 4 minutos, con un centro desde la izquierda de Edwin Cardona, que no pudo alcanzar Luis Vázquez en el corazón del área. La respuesta de Talleres llegó a los 8, con un córner desde la derecha. La pelota pasó al segundo palo, donde apareció Rafa Pérez, quien enganchó y remató, pero su disparo pegó en el cuerpo de Carlos Izquierdoz.

Talleres tuvo la pelota en gran parte del primer tiempo, sin generar grandes ocasiones. Recién a los 41 minutos, un remate de Valoyes que casi termina en gol debido a la floja respuesta del arquero Agustín Rossi. El disparo se fue al córner. 

En el segundo tiempo Boca se hizo cargo de la posesión, mientras el “albiazul” se mantenía bien parado, cerrando espacios, en busca de un contraataque que le diera la oportunidad de ponerse en ventaja. A los 21 minutos Juan Ramírez iba a ser expulsado por doble amonestación, primero por una falta sobre Auzqui, y luego otra sobre Tenaglia. El conjunto de Battaglia se quedaba con 10 jugadores.

Cinco minutos después iba a llegar una clara para Talleres, tras un centro de Martino por la izquierda que Héctor Fértoli alcanzó a tocar, pero el remate se fue desviado por el segundo palo.  Aun así, la “T” no supo aprovechar el hombre de más, le costó generar espacios y sumado eso, Boca trataba de dilatar el partido para llevarlo a los penales. 

El encuentro se terminó definiendo desde los doce pasos, donde la figura fue Rossi que le contuvo el penal a Fértoli. Esto sumado a la perfecta efectividad de Boca, el triunfo 5-4 le dio el cuarto título por Copa Argentina y el 71° de la historia al Xeneize.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba