BOCA: SUPERCAMPEONAS Y CON GOLEADA

En Vicente López, las Gladiadoras golearon 4-2 a San Lorenzo y se quedaron con el título anual. Yamila Rodríguez, otra vez clave al anotar dos tantos. Otro campeonato más para el femenino Xeneize, el segundo en seis días.

Mientras la tarde del sábado caía en el Estadio del Club Platense, Boca y San Lorenzo disputaban la Superfinal del Fútbol Femenino. Ambos equipos habían ganado este derecho a jugar esta gran definición, ya que Las Santitas hablan ganado el Torneo Apertura, mientras que las Gladiadoras venían con un festejo reciente (apenas seis días) ya que se quedaron con el Clausura.

Además, no solamente se encontraban las mejores escuadras femeninas de nuestro fútbol, sino que también había una especie de revancha de las Xeneizes tras la final del Clausura, que por un error en el cierre del partido debieron ir a los penales y las de Boedo se quedaron con el título.

También hubo un momento para el reconocimiento en la previa para la defensora boquense Florencia Quiñones, que disputó su último partido de una enorme e intachable carrera y fue ovacionada por el estadio. Será parte del Cuerpo Técnico de Christian Meloni (ex DT Xeneize) en el Seleccionado Juvenil Argentino. 

El partido comenzó en los primeros minutos con un trámite de ida y vuelta. Ambas empezaron a mostrar sus cartas e inquietar a los arcos rivales. En el lado boquense, el juego por las bandas era el fuerte, con Julieta Cruz y Carolina Troncoso por el sector derecho, mientras que Yamila Rodríguez empezaba a generar fútbol por la izquierda. En tanto, las Santitas tenían a Débora Molina generando fútbol por la izquierda, buscando a alguien para conectar en el área (y esperar algún error de Oliveros), mientras que el mediocampo y la defensa no brindaban seguridad.

Al minuto 24, la banda izquierda de la defensa de San Lorenzo quedó totalmente al descubierto. Carolina Troncoso anticipó a Florencia Coronel, lanzó el centro y Yamila Rodríguez la empujó ante la salida de Vanina Correa. Era el 1-0 para las Gladiadoras. 

Yamila Rodríguez, la gran figura del encuentro, festejando el primero de sus dos tantos de la noche. Foto: AFFAR Oficial

Las Santitas habían acusado el golpe y el fútbol que habían generado se fue disipando. Obviamente, esto fue aprovechado por las campeonas del Clausura, que tras una mala salida azulgrana, Clarisa Huber marcó el 2-0 en lo que fue la última jugada del primer tiempo.

En el complemento, El Ciclón debió mover las piezas. Sabina Coronel salió, dejando su lugar a Nicole Hain. La delantera había tenido una, pero Laurina Oliveros le ahogó el grito. Pero Boca igualmente manejaba los hilos, ya que otra vez Rodríguez ingresó por la izquierda, remató de media distancia y Correa la mandó al córner.

Y si de buscar el error se trataba, San Lorenzo lo hizo. Una asistencia precisa de Molina para la llegada de Eliana Medina (y un quedo increíble de la última línea boquense) que definió de gran manera ante la salida de Oliveros y puso el 1-2. Casi de la nada, las Santitas parecían volver a ponerse en partido. 

Pero ese momento de optimismo que había regresado en las dirigidas por Nicolás Basualdo duró apenas un par de minutos. Tras un desborde por la derecha de Andrea Ojeda y una definición magistral de volea de Camila Gómez Ares desde la medialuna, puso el 3-1 para Boca, que pudo salir de ese momento tormentoso rápidamente y se encaminaba a otro título.

Las Gladiadoras encontraban los espacios con facilidad, pero también cierta ayuda del rival se nota, y más después de un golpe que caló bastante hondo. El cuarto tanto fue casi como se acaba de describir: un pelotazo largo de Julieta Cruz para una Yamila Rodríguez que aprovechó que la defensa durmió y no perdonó. Doblete para la goleadora, 4-1 y partido liquidado. 

Como en ciertos momentos se rescata la clase y el talento de algunos protagonistas del juego, a título personal debo hacer una salvedad. Lo del festejo de Yamila a la tribuna de San Lorenzo provocando estuvo de más. Actitudes así de una jugadora talentosa empaña el gran trabajo realizado en Vicente López. Esto provocó que las rivales se enojen por su acto y finalmente fue amonestada. Totalmente innecesario.

Sobre el final, el reconocimiento del público, compañeras de Boca y rivales a Florencia Quiñones, que se despedía de la práctica deportiva y era reemplazada por Cecilia Ghigo. Y en el minuto 93 de partido, un centro de Eliana Medina para la cabeza de la uruguaya Sindy Ramírez sirvió para acortar distancias para San Lorenzo. 

Apenas se escuchó el silbatazo de María Laura Fortunato, se desató el festejo del equipo de la Ribera. Mejor dicho, otro festejo, ya que el último había sido hace apenas seis días en Quilmes ante la UAI Urquiza. Un equipo que marcó la diferencia desde el primer momento y fue un justísimo Campeón. A la hora de destacar figuras, es el momento de mencionar a Yamila Rodríguez, autora de 13 tantos en el torneo y de seis en los últimos dos partidos. Pieza clave para ambos festejos. 

A pesar de la derrota, balance positivo para San Lorenzo. Las Santitas ganaron en este 2021 su primer título profesional, jugaron Copa Libertadores y están siempre en la pelea grande en el plano local. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba