CHAMPIONS LEAGUE: BARCELONA, ¿COMPLICÓ SU CLASIFICACIÓN A OCTAVOS?

El equipo culé y Benfica igualaron 0 a 0 en el Camp Nou. Ahora los dirigidos por Xavi deben enfrentarse al Bayern Múnich por la última fecha de la fase de grupos.

Autor: Joaquín Gimenez

Benfica ya había derrotado al “barsa” en Portugal por 3 a 0 con doblete de Darwin Núñez y el restante de Rafa Silva, por la segunda fecha de la fase de grupos.

Primer partido de Xavi como entrenador del Barcelona por Champions League, y la diferencia del cambio de entrenador se sintió en el juego blaugrana.

Arrancó el partido y el dominio fue para el local, con Xavi apostando a un 3-4-3, juntando a Busquets (mas posicional), De Jong, Nico y Gavi. Y para generar amplitud por las bandas, en la derecha situó a Demir y por la izquierda a Jordi Alba.

En el primer tiempo Barcelona generó 4 ocasiones claras de gol, en la cual se destaca la de Demir con un gran remate de zurda al borde del área grande que impactó en el travesaño.

Por el lado de Benfica, su estructura fue un 3-6-1 con 3 centrales posicionales y carriles con mucho recorrido. A través de los corners el visitante generó 2 oportunidades, la primera un cabezazo de Yaremchuk en el área chica que contuvo de gran forma Ter Stegen, la segunda, una jugada que culminó en un gran gol de Otamendi pero que el árbitro anuló porque la pelota se había ido por la línea de fondo.

En el segundo tiempo podemos destacar dos jugadas del “barsa”, un gran desborde de Dembélé que tiró el centro para el remate de cabeza de De Jong, pero que Vlachedimos con una muy buena respuesta envió al corner. Y más tarde un gol de Araújo que fue invalidado por posición adelantada.

Benfica iba a tener la última los 93’ tras un contraataque que tuvo Seferovic mano a mano con Ter Stegen. El delantero le pinchó la pelota al portero, quedando con el arco vacío para definir, sin embargo, el remate se fue desviado y el encuentro culminó 0 a 0.

Barcelona se mostró más protagonista que en partidos anteriores, pero ahora se viene una prueba dura para Xavi, que se debe medir ante el dificilísimo Bayern Múnich en la última fecha de la fase de grupos. Por otro lado, Benfica no debe ganar para que el club catalán clasifique a octavos, caso contrario, sólo la victoria colocaría a Barcelona en la próxima ronda de UEFA Champions League.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba