EL TALADRO Y EL CICLÓN, BAJO CERO

En el Florencio Sola y en una fría noche de viernes , Banfield y San Lorenzo igualaron sin goles en el debut de ambos en la Copa de La Liga. Partido friccionado y con muy poco para rescatar.

Ambos comenzaban con ilusiones renovadas, tras un cierre de año bastante flojo. Los nombres en la previa ilusionaban y se vislumbraba una promesa de gran encuentro en el Florencio Sola. Finalmente, ambos dejaron en su debut más dudas que certezas y brindaron un espectáculo que no conformó a nadie.

Banfield tuvo la iniciativa del partido, que hizo de su fortaleza el juego por las bandas. Un inquieto Matías Romero por la derecha y un Juan Álvarez por la izquierda hacían generar varios dolores de cabeza a un San Lorenzo que no se encontraba en la cancha y se dedicaba a esperar a su rival. De hecho, ambos, junto a Juan Cruz (el 9 de área del equipo de Diego Dabove), fueron los que molestaron y exigieron en más de una ocasión a Sebastián Torrico, que otra vez se vistió de héroe en la visita. Una superioridad amplia demostró el Taladro en esos primeros 45 minutos.

En tanto, el Ciclón de Pedro Troglio poco se pareció al de la pretemporada, en el que se le vió un funcionamiento más en ataque y con buen juego. Hasta se pareció al planteo anodino del 2021, falto de recuperación en el mediocampo, una defensa un tanto floja y unos atacantes en el que no les llegaba el balón. Hasta Ricardo Centurión, la incorporación estelar de este mercado de pases, se lo notaba incómodo, ofuscado y bastante apagado. 

En el visitante, los ingresos de Malcom Braida (debutante en el Ciclón) y Agustín Martegani (la joyita de la pretemporada), más las apariciones de Nicolás Fernandez Mercau ganando metros en el campo hicieron generar llegadas e inquietar a Enrique Bologna. Otro partido interesante del juvenil de la cantera azulgrana, que tuvo dos oportunidades netas. Además, se notó con estos ingresos más presencia en el mediocampo (sumado al de Néstor Ortigoza), cosa que impidió a Banfield tener el dominio como lo tuvo en el período inicial.

En tanto, el dueño de casa, con las entradas de Julián Palacios y Jesús Dátolo, se acordó al final de atacar al arco contrario, producto de un remate de Romero que se fue cerca del palo derecho de Torrico. El ex volante de Argentinos Juniors que llegó esta temporada al cuadro del Sur fue la figura de un chato encuentro, siendo un verdadero revulsivo y generando problemas a una endeble zona izquierda sanlorencista. Solamente tres ocasiones claras de gol se vieron en el complemento, dejando en claro la intensidad de ambos y lo escaso del juego propiamente dicho.

También hubo lugar para la polémica. Cuando se jugaba el descuento, el árbitro Germán Delfino no vió un claro penal por un agarrón de Martegani. Algo que podría haber sido considerado por el referí, pero vale recordar que el VAR hace su desembarco recién en la cuarta jornada de esta Copa de la Liga.

El encuentro fue repartido para ambos. Los dos tuvieron con qué inquietar y mostraron sus cartas en la primera jornada. Banfield se va con la sensación de que pudo sacar diferencias en la primera etapa y no lo aprovechó. San Lorenzo, con la idea de haber levantado en el complemento, pero que en planos generales debe levantar su imagen si quiere ser protagonista. En resumen, un frío empate en el debut que dejó insatisfechos a todos en una fría, ventosa y lluviosa noche de Peña y Arenales. 

LAS DECLARACIONES DE LOS PROTAGONISTAS

Giuliano Galoppo (Banfield): “Este partido dejó un sabor amargo, porque merecimos más y se nos terminó dando el empate que no pudimos quebrar en el primer tiempo. A pesar del resultado, hay que seguir en este camino porque estamos bien”.

Franco Quinteros (Banfield): “Fue un partido trabado, pero rescato al grupo porque tuvo mucho carácter. No estoy muy contento por el marcador, pero esto recién empieza y tengo fe que más adelante vamos a sacar buenos resultados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba