¿CÓMO FUE EL AÑO MÁS IMPORTANTE DE LA HISTORIA DE COLÓN?

El 2021 es un año que los hinchas sabaleros jamás van a olvidar. El primer título nacional de su historia llegó tras la obtención de la Copa de la Liga Profesional. Un contundente 3 a 0 a Racing hizo realidad el sueño de muchos hinchas de ver al conjunto santafesino levantar un trofeo y gritar campeón.


Los dos primeros partidos del año para Colón fueron por la Copa Maradona, la cual terminaría ganando Boca Juniors. El sabalero ya no tenía chances de alcanzar al puntero de su grupo, Banfield, que terminaría jugando la final. De hecho, la victoria frente a Atlético Tucumán, obtenida el 5 de enero, fue la única que tuvo en ese grupo. Cerró su participación con una derrota frente a Talleres, otro equipo con un gran año.

Tan solo 4 días después, el conjunto de Eduardo Domínguez abrió su participación en otra copa nacional: La Copa Argentina. Fue victoria sobre Cipolletti con un gol agónico de Rodrigo Aliendro en cancha de Patronato por los 32 vos. El 29 terminaría siendo una pieza clave en el equipo del barba junto a otros como Paolo Goltz, Federico Lértora, Alexis Castro, el arquero Leonardo Burian y el “pulguita” Luis Miguel Rodríguez.

En febrero, empezó la Copa de la Liga Profesional. Desde el principio, Colón se mostró como firme candidato. Ganó los primeros 5 partidos, tuvo un invicto inicial de 8 fechas y se mantuvo primero de su grupo durante las 13 fechas. Además, se dio el gusto de dejar afuera a su clásico rival, Unión, en la última fecha, al empatar con un gol de Delgado. La única mala para el pueblo sabalero en esta parte del año, fue quedar afuera de la Copa Argentina contra Argentinos Juniors en la ronda de 16avos.

Ya en mayo, empezaron los cuartos de la Copa de la Liga. Colon superó a Talleres por penales 5 a 3 tras igualar en 1 con gol de Alexis Castro. En semis, eliminó a Independiente por 2 a 0 con goles de Pierotti y Luis Miguel Rodríguez de penal, y un Burian gigante que supo mantener su valla invicta.
.
Colón jugaría la final más importante de su historia (sin contar la Sudamericana de 2019) contra el otro grande de Avellaneda, Racing, que había sido el único equipo, junto a River, que lo había derrotado en la fase de grupos. El equipo del “brujo” jugó con total jerarquía la final y, progresivamente, se hizo total dominador del partido. En el segundo tiempo, llegaron los goles de Aliendro, Bernardi (un golazo) y Alexis Castro de gran resolución. El pueblo sabalero deliró, las calles fueron una fiesta por el primer título obtenido y muchos lloraron de felicidad.

Eduardo Domínguez, el padre de la criatura. En diciembre, se despidió del Sabalero tras el año más glorioso de su carrera.

La segunda mitad del año se podría decir que el campeón se embriagó en su festejo. Lejos estuvo de lo mostrado en la primera mitad pero poco le importó al hincha eternamente agradecido con los jugadores y Eduardo Domínguez. Sufrió la partida de una de sus máximas figuras, el pulguita Rodríguez, hacia Gimnasia de La Plata, mientras se consolidaba una joya como lo es Facundo Farías.

En julio, empezó una nueva edición de Liga Argentina. El campeón debutó de la mejor manera posible: Derrotó a River, quien terminaría siendo campeón del propio torneo, en el Monumental con goles de Aliendro y Goez que sellaron el 2 a 1. Este resultado marcó un buen inicio (más allá del 1 a 4 que le proporcionó Lanús, en la segunda fecha) pero, de a poco, el campeón se fue desinflando.

Aunque remontó un poco en el final, y gracias a ello terminó séptimo en la tabla, debió cerrar el año con dos duras derrotas. La primera frente a Unión, que tomo revancha de la eliminación de meses atrás. Un contundente 0 a 3 que permitió al Tatengue la oportunidad de participar de la Copa Sudamericana. El último partido del año fue frente al envalentonado River de Marcelo Gallardo por el Trofeo de Campeones. El Millonario había arrasado en el torneo local y Colón debió sufrirlo en esta final jugada en Santiago del Estero. Fue una paliza con un marcador de 0-4.

Colón, tras caer 0-4 ante River en Santiago del Estero por el Trofeo de Campeones. A pesar de la dura derrota, se cerraba un 2021 inolvidable. Foto: Aire de Santa Fe.

Aunque tuvo un cierre duro de año, al cual se le suma la noticia de la ida de Eduardo Domínguez, la hinchada rojinegra nunca podrá olvidar el año donde se consagró como el mejor de una competencia nacional, por primera vez en su historia. Y gracias a este logro, podrá jugar la Copa Libertadores 2022, competición a la que volverá después de 12 años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba