CON POCO, BOCA SE QUEDÓ CON EL TORNEO DE VERANO

El equipo de Sebastián Battaglia derrotó a San Lorenzo 1-0 y se consagró en el Torneo de Verano que se jugó en el estadio UNO de La Plata.

Se cerró la pretemporada para Boca y que mejor que terminarlo con una victoria y llevándose el torneo de verano que disputó. Lo cierto que a pesar de lograr el resultado, el xeneize no mostró la mejor versión que tiene. algo lógico pensando que es la pretemporada y todavía falta ajustar algunas cosas.

Con un equipo mixeado de titulares y experiencia junto con la frescura de los juveniles, Boca arrancó la final muy bien, quedándose con la pelota y fue el que quiso mostrar un juego más pausado y prolijo para la salida a pesar de que fue muy friccionado y trabado en la mitad de la cancha.

El Xeneize dominó en un buen rato del primer tiempo, pero con pocas llegadas que no llegaban a ser claras. La pelota parada fue fundamental para que Boca se acercara al arco de Torrico, de hecho el primer gol llega de un tiro libre muy bien pateado por Zeballos que pide titularidad a fuerza de goles y buen rendimiento. Torrico despeja al costado para que luego Salvio remate con el defensor encima y se vaya al tiro de esquina.

De ahí, un centro pasado le quedó a Fabra que se la dejó a Gastón Ávila y mandó un centro muy bueno aunque Vázquez tuvo que acomodarse y así sacar un gran cabezazo para abrir el partido. El gol justo llegó al cierre del primer tiempo y mostraba un poco de justicia con Boca que dominó pero le faltó claridad. Punto para agregar es que antes, Gattoni agarró a Rojo y lo que debió ser penal fue ignorado por el árbitro Tello.

Vázquez otra vez se hizo presente en el marcador. Foto: El Comercio Perú.

El segundo tiempo fue totalmente distinto. Un Boca que mostró otra cara. Meterse más atrás, dejar que San Lorenzo se acerque y aguantar las llegadas. Algo que ya pasó en el ciclo de Battaglia, pero con algunos atenuantes como por ejemplo el debut de Velurtas y el ingreso de Aranda que tenía muy pocos minutos jugados en Primera, de hecho esos minutos fueron los 90’ del partido frente al Ciclón cuando casi todos los jugadores habían dado positivo de Covid-19 y debieron aislarse.

Con este panorama, San Lorenzo se agrandó y comenzó a jugar la pelota. La entrada de Ortigoza le dio más juego y permitió que la pelota se llevara más segura a las bandas. Boca apenas pudo llegar al arco del Ciclón, Pulpo González tuvo un remate de larga distancia que pegó en el techo del arco y Salvio después de una jugada linda con un pie a pie excelente también remató de lejos pero desviado, siendo las únicas “claras” del equipo de Battaglia en el complemento.

San Lorenzo logró apretar un poco con la chance que tuvo Barrios después de un buen pase de Uvita Fernández pero el Perrito no tuvo mucho ángulo y remató lejos. El susto llegaría cuando a los 73 minutos una gran jugada de Fernández Mercau, que desarmó a la defensa xeneize, terminó con el remate y pegó en el ingresado García. Cuando todo parecía que se igualaba el partido, el línea levantó la bandera. Un offside fino pero cobrable terminó denegándole el gol a un San Lorenzo que con poco había puesto en apuros al equipo de la Ribera. El partido terminó con un Boca tratando de jugar lo menos posible pero sufriendo. Con Rossi sacando una pelota caliente faltando poco para el cierre cuando el Ciclón se venía con todo.

El Changuito de los puntos más altos de Boca en la pretemporada. Foto: TyC Sports.

Sebastián Battaglia empezó el año bien, pero con bastante ajustes por hacer con toda la competencia que tiene por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba