¿CUÁNDO FUE EL ÚLTIMO SUPERCLÁSICO DISPUTADO EN EL MONUMENTAL?

Exactamente dos días y dos años tuvo que esperar el Estadio Monumental para volver a ser el escenario del Superclásico del fútbol argentino. En el medio pasaron una pandemia mundial, cinco River – Boca y muchos cambios en los planteles de ambos equipos. Aquella noche del primero de octubre de 2019, el Millonario volvió a sacar chapa copera ante el eterno rival y lo derrotó por 2-0 con goles de Rafael Santos Borré e Ignacio Fernández.

Aquella noche de martes, a la postre, sería recordada como una de las actuaciones más memorables del Millonario en el ciclo Gallardo. El técnico de River alineó a Armani; Montiel, Martínez Quarta, Pinola, Casco; Nacho Fernández, Enzo Pérez, Palacios, De La Cruz; Suárez y Borré. Del otro lado Gustavo Alfaro, por entonces DT del Xeneize, decidió formar con Andrada; Weigandt, López, Izquierdoz, Más; Marcone; Soldano, Mac Allister, Capaldo, Reynoso; Ábila. No hace falta aclarar que tanto en River como en Boca hubo un importante recambio en cuanto a los jugadores.

Desde el minuto cero el partido se presentó como nos había acostumbrado River hasta hace poco tiempo: presión alta con mucha intensidad para someter al rival desde temprano. Por el contexto del partido, más el aliento del público, esos primeros instantes fueron claves para el Millonario, que rápidamente abrió el marcador con un penal de Más sobre Borré a los siete minutos. Fue el colombiano -hoy en Eintracht Frankfurt de Alemania- quien lo cambió por gol e hizo delirar a la hinchada. Los de Gallardo pudieron estirar la cuenta en ese PT, pero por imprecisión y buenas intervenciones de Andrada el resultado se mantuvo 1-0.

Sin embargo, el Millonario jugó uno de los mejores segundos tiempos que se le recuerden en el último tiempo. Posesión de la pelota, jugadas colectivas y la misma intensidad provocaron un clima de festividad total en los hinchas, que se llenaron los ojos de fútbol. Incluso, el resultado final se quedó corto: River lo ganó 2-0 gracias a un golazo de Nacho Fernández con asistencia de Matías Suárez, pero podría haber marcado uno o dos más por las situaciones que generó (en total 11 remates y 6 al arco).

Esa victoria fue fundamental para que River encamine su clasificación a la final, que conseguiría una semana después en La Bombonera. El domingo vuelven a verse las caras en un Monumental que no sólo recibirá el Superclásico después de mucho tiempo, sino también a su gente. Más de 36.000 hinchas millonarios volverán a pintar las calles de Núñez de rojo y blanco en un partido que, además, es clave en la pelea por el campeonato. Todos los condimentos puestos para un enfrentamiento que será imperdible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba