DE PURO GUAPO, SE SACÓ LA ESPINA

En Parque Patricios, Barracas Central, en el debut de Alfredo Berti como DT, venció a Aldosivi por 2-1 y sumó de a tres por primera vez en la Categoría. Pablo Mouche, la gran figura al anotar un gol y asistir a Neri Bandiera en el segundo. El Tiburón no supo aprovechar la ventaja parcial ni el jugador de más y se complica en la zona baja de los promedios.

La continuidad de la Fecha 5 de la Copa de La Liga nos brindaba en la noche del viernes un encuentro de dos equipos que estaban con la necesidad imperiosa de sumar para seguir su cruzada por la permanencia en la Primera División. 

Barracas Central, haciendo las veces de local en la cancha de Huracán, había perdido en sus cuatro partidos anteriores y además, fue el primer equipo en quedarse sin Técnico, ya que Rodolfo de Paoli presentó su renuncia tras la derrota ante Colón en Paraná. Alfredo Berti era el encargado de reemplazarlo y de enderezar el rumbo. En tanto, Aldosivi había sacado cuatro puntos producto de una victoria, un empate y dos derrotas, éstas en las primeras dos jornadas. 

El primer tiempo comenzó con todo. Un error en la salida del Guapo posibilitó el quite de Leandro Maciel, que lo vio por la derecha a Matías Pisano. El ex Independiente asistió en profundidad a Martín Cauteruccio, único punta en el equipo de Martín Palermo, que ante la salida de Maximiliano Gagliardo se escapa, pero Tomás Lecanda la saca en la línea de manera providencial. En apenas un minuto, Aldosivi tuvo una chance neta para abrir el marcador. 

Barracas quiso hacerse fuerte y también impuso sus condiciones. Las apariciones por las bandas en ataque de Neri Bandiera y Pablo Mouche empezaban a ser un llamado de atención a la defensa del conjunto de Mar del Plata. Tras una falta al borde de la medialuna, Ignacio Tapia probó de tiro libre y José Devecchi mandó la pelota al córner. Y unos minutos más tarde, la asociación entre los primeros mencionados casi termina en un gol de Bruno Sepúlveda, que no llegó por apenas unos centímetros a empujarla. 

Desde el minuto 13 hasta el 42 de juego, no se vio absolutamente nada. El juego pasó de ser un tanto vertiginoso a algo impresentable. Partido trabado, sin generar juego ni fútbol por ambos lados. Los dos mostraban con argumentos sobrados por qué estaban tan abajo en la tabla. 

Sobre el final, un pelotazo de Marcelo Meli para Cauteruccio y una asistencia del uruguayo para Jonathan Zacaría hizo que este último pruebe de media distancia. El rebote en un defensor posibilitó un córner para Aldosivi. Tras ese lanzamiento y un rechazo imperfecto de Ferreira, Caute definió de media vuelta y marcó el 1-0 en la última jugada de la primera mitad. Con poco, el equipo de La Feliz se iba en ventaja.

En el complemento, el nivel del conjunto visitante, un tanto confiado por la ventaja obtenida, decayó de manera considerable. Y eso lo terminó aprovechando el equipo de Olavarría y Luna. Empezaban a ser importantes las escaladas de Arce, Mouche y Bandiera, que iban arrinconando al Tiburón. La mano de Berti se empezaba a notar. 

Dos aproximaciones netas de gol empezaban a adelantar lo que se venía. Bruno Sepúlveda fue el encargado de tener esas chances: una la atajó Devecchi y la otra dio en el travesaño. Pero al minuto 13 del complemento, un buen centro de Brian Calderara, una asistencia sensacional de cabeza de Sepúlveda y una definición excelsa de zurda del interminable Pablo Mouche decretaba el 1-1. El resultado estaba claramente justificado. 

En apenas dos minutos, el Guapo conoció las dos caras de la misma moneda. Primero, tras un buen centro de Mouche, Neri Bandiera, justo un ex Aldosivi y de cabeza (1.72 m), anotó el 2-1 con el que daba vuelta el resultado. Pero a la jugada siguiente se quedaba con 10 jugadores por la doble amarilla a Tomás Lecanda. Era barajar y dar de nuevo en tan poco tiempo.

Esto significó para el local rearmarse en defensa. Ingresó Maxi Rodríguez para dejar cubierto el lateral derecho y sacar a Sepúlveda, mientras que Blanco y Mater lo hicieron para cerrar el mediocampo. Facundo Castro quedó solo adelante. En la visita, los ingresos de los experimentados Santiago Silva y Andrés Ríos, más el juvenil Valentín Mancini le cambiaron un poco la cara a los del Titán, pero careció de profundidad a la hora de llegar.

Sobre el final, un remate de Ríos con destino de arco fue rechazado con un cierre in extremis de Maxi Rodríguez. Así se iba la última chance de sacar un punto de Parque Patricios para los marplatenses. 

El juez Darío Herrera le bajaba la persiana al partido en el Ducó. Barracas Central celebró una histórica victoria en la máxima categoría, que fue de menor a mayor y a pesar de tener 10 jugadores casi no lo sufrió. Le bastaron un par de minutos de Mouche para dar vuelta la historia ante un rival directo y mostrar sus méritos a los dirigidos por Berti. La contracara fue Aldosivi, que no supo mantener la ventaja ni supo buscarlo con once. Martín Palermo se fue del Estadio sin dar declaraciones tras una durísima derrota, la tercera en cinco juegos.

LAS DECLARACIONES DE LOS PROTAGONISTAS:

Bruno Sepúlveda (Barracas Central): “Contento porque el triunfo se buscó, después de varias derrotas y porque el grupo estaba golpeado. Por suerte nunca nos desanimamos y con hambre sacamos las ganas de querer darlo vuelta”.

Maximiliano Rodríguez (Barracas Central): “Ganarle a un rival directo es buenísimo. Con nuestras armas podemos pelearle a cualquiera y podemos jugar de igual a igual en cualquier cancha”.

Neri Bandiera (Barracas Central): “El triunfo es un sabor especial. Veníamos con cuatro derrotas y encima estábamos en desventaja. Parecía un panorama negro, pero pudimos darlo vuelta con claridad. Después nos replegamos un poco por tener un jugador menos, pero mantuvimos el orden y nos quedamos con la ventaja”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba