DIEGO Y LA SELECCIÓN: UN AMOR ETERNO

Diego Armando Maradona es uno de los grandes referentes de la selección argentina, durante su paso dejó las recordadas jugadas y los mejores goles que se han visto con la albiceleste. 

El sueño del pibe, el sueño de todos, la imagen de un D10S. Foto: FIFA

Un 27 de febrero de 1977 fue el día que Diego Armando Maradona debutó en la Selección Argentina, con tan solo 16 años. Su debut fue ante Hungría en la Bombonera, el mítico 10 argentino entró en reemplazo de Leopoldo Luque y se convirtió en el jugador más joven con la albiceleste. 

Llevando solo 4 meses en la primera de Argentinos Juniors el entrenador de la selección, Cesar Menotti, lo convocó para jugar un partido con la selección, a solo dos días del encuentro. “No quiero ponerlo nervioso, pero si las cosas van bien lo meto a usted en el segundo tiempo”, le habría dicho Menotti. Con un resultado por 5-0, el momento de Pelusa estaba por llegar a los 20 minutos del segundo tiempo con una indicación muy sencilla de parte del técnico: “Haga lo que sabe”

Diego levantando la copa del Mundial juvenil 1979. FOTO: ESPN

Poco tiempo después, de cara al mundial Argentina 1978, el mismo entrenador sintió que todavía no estaba lo suficientemente maduro para formar parte del equipo que representaría al país y lo dejó fuera de la lista de convocados. Al año siguiente, Diego sería capitán de la Selección juvenil que se coronaría campeón del Mundial juvenil Japón 1979. En 1982, llegó su momento de representar al país con la Selección Mayor aunque este mundial no fue el mejor  para el equipo, quedando eliminados frente a Brasil.

Expulsión de Diego en el partido frente a Brasil, España 1982. FOTO: El comercio

 Luego del mundial 1982, hubo varios cambios en la selección argentina. El más importante fue la designación de Carlos Salvador Bilardo como entrenador de la selección reemplazando a Menotti. Con su llegada se producirían otros cambios, como la capitanía que ya no estaría en manos de Passarella sino de Maradona. 

Tras una mala racha de la selección nacional en los partidos de preparación de cara al mundial, el equipo de Bilardo no generaba mucho entusiasmo en los hinchas argentinos. Aunque logra clasificar directamente en las eliminatorias es una de las selecciones más criticadas por la prensa. Diego Maradona llega en uno de sus mejores momentos siendo emblema de la selección y el fútbol mundial. 

Bilardo y Diego, mundial 1986. FOTO: 0221

En los cuartos de final de la Copa del Mundo 1986, se daría el emblemático partido que tuvo como protagonista a Diego Maradona. Este encuentro se dio el 22 de junio en el Estadio Azteca, quedando en la historia del fútbol para siempre por los dos goles más recordados en la historia de los mundiales. Uno de ellos fue el que se conoció como “la mano de dios”, en esta jugada Diego levanta su puño izquierdo tocando la pelota para convertir el primer gol del encuentro. El segundo gol fue el que años más tarde sería elegido como el “gol del siglo”, Maradona sale desde atrás pasando a seis jugadores ingleses hasta llegar al área rival para rematar al arco y convertir el segundo gol del partido. Este icónico partido finalizó 2-1 y le dio a Argentina el paso a semifinales. El mundial México 1986, fue sin dudas su mundial y lo coronó de la mejor manera levantando la Copa del Mundo. 

La mano de Dios, que lo inmortalizó. Foto: CNN

La selección llega a su próximo mundial sin haber podido mantener superioridad futbolística en las competencias americanas de 1987 y 1989, quedando en tercer y cuarto lugar, pero igualmente llegan a capital italiana con las intenciones de levantar nuevamente la Copa del Mundo. Pudieron superar la fase de grupos clasificando en tercer lugar, en el último partido de esta fase Diego sufre un golpe en el tobillo que le dificulta su juego durante el torneo, tuvo que jugar infiltrado todos los encuentros. Tras superar las diferentes fases con mucha agonía, Argentina logra llegar a la final nuevamente y otra vez se cruzó con Alemania, aunque esta vez no lograron levantar la copa y no fueron las mejores apariciones de Diego igualmente lo premiaron con el Balón de Bronce. 

En su regreso al fútbol, tras su primera suspensión, Maradona sólo jugó dos partidos por lo que el DT Alfio Basile no lo convoca para la Copa América ni para las eliminatorias para el mundial de Estados Unidos. Con la ausencia de su máxima estrella Argentina quedó en el repechaje, tras una fuerte presión popular el técnico decidió finalmente convocar a Maradona. Aunque Argentina logró clasificar, este sería el último mundial de Diego y marcó su último gol en mundiales en el primer partido de la fase de grupos. En el segundo partido le tocó por sorteo realizarse el antidoping, días antes del próximo partido se comunicó que había dado positivo dejándolo fuera de la competencia. Fue en esta ocasión donde dijo una de sus emblemáticas frases: “Me cortaron las piernas”.

Diego luego del partido con Nigeria camino a realizarse el antidoping. FOTO: ámbito

Diego jugó un total de 91 partidos con la Selección Argentina y convirtió 34 goles. Años más tarde volvería a su gran amor, esta vez como entrenador de la albiceleste. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba