EL BICHO CANTÓ Y GOLEÓ BAJO LA LLUVIA

En La Paternal, Argentinos Juniors venció 3-0 a Gimnasia y Esgrima La Plata, regresó al triunfo tras seis partidos y sueña con la Sudamericana. El Lobo, en tanto, pagó caro guardar jugadores de cara al Clásico con Estudiantes.

Era una lucha de dos equipos que se juegan sus últimas fichas para pugnar un lugar en la Sudamericana. Argentinos Juniors necesitaba volver a meterse cuanto antes en la pelea, ya que su último triunfo databa desde el 21 de Octubre (3-1 a Colón), mientras que Gimnasia venía en levantada desde la llegada de Néstor Gorosito, con una goleada ante el Talleres partenaire de este torneo 5-2 y con un clásico platense a la vuelta de la esquina.

La lluvia fue la gran protagonista de la previa en Juan Agustín García y Boyacá. El partido nunca estuvo en duda de disputarse, ya que el campo de juego se presentó en óptimas condiciones.  Un domingo pasado por agua y con dos rivales dispuestos a jugar con los dientes apretados. Además, a tres días de cumplirse un año del paso a la inmortalidad de Diego Armando Maradona, hubo tiempo para un momento emotivo. La casualidad del destino hizo que se enfrenten el primer equipo en el que jugó y el último que dirigió.

Pasando al plano meramente del juego propiamente dicho, el primer tiempo arrancó con el local siendo protagonista y haciendo su juego por las bandas. Por la izquierda, Gabriel Florentín manejó los tiempos, mientras que el tándem Kevin MacAllister-Javier Cabrera dio sus frutos, tratando de conectar a Gabriel Ávalos, el centro delantero. Y así fue, que tras un córner y tras una desatención del Lobo en la segunda jugada, el uruguayo asistió al paraguayo y abrió el marcador al minuto 12 de partido. 

Gimnasia rápidamente trató de acusar el golpe, pero no generaba mucho fútbol. El 4-4-1-1 planteado por Pipo Gorosito no estaba resultando. A Rodrigo Holgado (el único referente en el área) no le llegaba la pelota, mientras que Lautaro Chávez generaba alguna patriada y hasta se lo notó con cierta soledad. Igualmente, tuvo con qué para inquietar el arco de Federico Lanzillotta, pero gracias a las pelotas paradas. Primero, un tiro libre de Guillermo Fratta que el guardameta envió al córner y después, un tiro libre de Matías Pérez García que el portero rechazó, pero tras una serie de desatenciones la visita no pudo aprovecharla. 

En el complemento, los platenses salieron decididos a cambiar el rumbo de un pleito que les estaba siendo esquivo y otra vez el central uruguayo Fratta tuvo una gran posibilidad de emparejar el marcador de cabeza, pero Lanzilotta contuvo el remate. A la jugada siguiente, otra vez Cabrera se mandó por la banda derecha tras un pase de Nicolás Reniero y asistió a Gabriel Carbajal, que batió a Rodrigo Rey y marcó el 2-0.

El equipo de Gabriel Milito, con cierta contundencia, sacaba una buena ventaja y Gorosito debió mover urgentemente el tablero, metiendo toda la carne al asador. En un solo turno, metió a sus cuatro ases de ataque que había guardado con vistas al Clásico del domingo: Luis Miguel Rodríguez, Brahian Alemán, Johan Carbonero y Eric Ramírez. Se notó una leve levantada del rendimiento visitante y un poco más de tenencia, pero a la hora de atacar todo se diluía. Es decir, era más de lo mismo.

Cuando quedaban siete minutos para el final del partido, otra gran asociación pero esta vez desde la izquierda entre los Gómez (Jonathan -ingresado en el complemento- y Elías) terminó con una asistencia del primero a Jonathan Sandoval, otro que entró en la segunda parte, que completó la goleada.  

Este triunfo bajo una lluvia torrencial en La Paternal fue celebrado de gran manera, no sólo por el buen partido jugado por el Bicho, sino que fue ante un rival directo por entrar a la Sudamericana. Otra clave fue volver a ganar tras seis encuentros y Milito vuelve a tener cierta confianza. En tanto, el Lobo se acordó tarde de los cambios y de generar fútbol. Dejar a sus figuras para cuidarlas fue un error garrafal ante un rival que no perdonó. No es la mejor manera de llegar a un Clásico y Gorosito tendrá mucho para trabajar en la semana de cara al domingo.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba