EL CLÁSICO FRANCÉS SE QUEDÓ SIN DUEÑO

Por la décimo primera fecha de la Ligue 1 de Francia, el Paris Saint German y el Olympique de Marsella no se sacaron ventaja, en un encuentro con la hinchada marsellés como protagonista durante los 90 minutos.

Momentos previos al clásico más importante de Francia

Desde la llegada de Lionel Messi al PSG, los fanáticos del astro esperaban ansiosos el clásico francés, no solo por la carga histórica y por la importancia de este tipo de partidos, sino también porque sería el reencuentro de los argentinos que jugaron el Mundial de Rusia 2018, con el actual entrenador de Les Olympies, Jorge Sampaoli.

Con los hinchas del Marsella como protagonistas y en medio del humo de las bengalas que coparon el Estadio Vélodrome, inició el clásico más importante de Francia.

Mauricio Pochettino apostó, para atacar, una vez más al tridente de oro Neymar-Mbappé-Messi con Ángel Di María de enganche y Marco Verratti bien cerca del astro argentino. Por su parte, la ofensiva de Sampaoli, en una especie de “flecha”, estaría protagonizada por Arkadiuz Milik y tres mediaspuntas: Payet, Cengiz Ünder y Rongier.

Los primeros minutos transcurrieron en un parejo ida y vuelta que no inclinaba las apuestas para ninguno de los equipos. Los de Pochettino buscaban asociarse, pero los de Sampaoli cortaban muy bien los pases que acercaban al PSG al área rival.

La intensidad para contraatacar del equipo local permitió que el PSG se haga de espacios, encontrándose a los 14 minutos con el primer tanto del partido, en una pelota aérea que peina Nuno Mendes pero que termina en los pies del Luan Peres, que no logró sacarla y la metió en su propio arco. A pesar del festejo, el VAR anuló el gol del PSG y los del Marsella respiraron.

La dupla Mbappé-Messi se dejaba ver, pero no lograba convertir llegadas demasiado peligrosas. A los 21´el polaco Milik marcaría el primer gol del Olympique, pero el VAR una vez, más invalidaría la acción por fuera de juego de Pol Lirola.

El encuentro no perdía intensidad, para los 26 minutos y después de un centro de Di María desde la izquierda, Messi cabecea en el área y la pelota se va apenas desviada por el tejado de Pau López. Las llegadas del PSG se daban en pocos toques y mostraban el dominio del equipo parisino por sobre el dueño de casa. Un córner a los 28 minutos de iniciado el encuentro, a ejecutar por Neymar Jr., interrumpiría el partido por unos minutos: los aficionados arrojaban objetos para impedir la acción.

Hacia el final del primer tiempo el juego seguiría dominado por el visitante, se veía un claro manejo del balón, pero falta de efectividad. Verratti se fue lesionado y reemplazado por Idrissa Gueye, antes de que terminara la primera parte, el descanso obligaría a Pochettino a revisar si debía tocar el equipo.

El inicio del tiempo complementario seguiría con la misma intensidad, los de Sampaoli buscaban aprovechar las ofensivas para salir de contra, pero no lograban concretar las pocas chances que encontraron. A los 56 minutos, el Paris Saint Germain se quedaría con diez después de que el arbitro del partido le mostrara la roja directa a Hakimi por derribar a Ünder en la entrada del área. Pochettino acciona inmediatamente y decide sacar al “Fideo” Di María y poner a Thilo Kehrer.

Por su parte, el ex entrenador de la Selección Argentina, hizo su primer cambio recién a los 71 minutos, aunque cambió durante todo el partido la táctica y redistribuyó las lineas rápidamente cuando lo notaba necesario. Reemplazó a Rongier por el ex del Barcelona Konrad de la Fuerte y por Boubacar Kamara entraría Pepe Gueye.

Promediando los 73 minutos de juego, en una maniobra individual de Lionel Messi llegando al fondo de su banda derecha, aparece un aficionado que se filtró al campo de juego sorteando la seguridad del estadio y pasando desapercibido por el color de su ropa que coincidía con la indumentaria del Olympique. En el área del local, lo rodearon unas quince personas de seguridad y lo sacaron del campo.

El invasor que fue directo a saludar a Messi

Hacia los últimos minutos seguiría la igualdad y los protagonistas no se sacarían ventaja ni en el marcador ni en el juego, la salida de Verratti desmejoró la actuación del equipo de Pochettino y la expulsión del ex Inter de Milán, los dejó sin el último hombre marcando, lo que permitió que Ünder se acerque de contra Keylor Navas.

El final repartió un punto a cada uno, aunque no modificó el liderazgo solitario del PSG en la punta con 28 puntos. Sin demasiadas acciones colectivas e individuales para el recuerdo, los protagonistas se retiraron del Stade Vélodrome a prepararse para sus próximos compromisos.

El próximo encuentro del equipo del 10 argentino por la Ligue 1 de Francia será de local ante el Lile, el viernes 29 de octubre desde las 16:00.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba