EL DIABLO PINCHÓ AL GLOBO

Por Guillermo Katz

Sin deslumbrar con su juego, Independiente venció como visitante 1 a 0 a Huracán, que llevaba seis encuentros sin conocer la derrota, en la continuidad de esta jornada 12 de la Liga Profesional. 

El conjunto de Avellaneda luego de este triunfo sigue soñando con pelear el título. Un Independiente que había sumado apenas cinco de los últimos quince puntos, volvió a la victoria frente a un Huracán que no pierde, pero tampoco suma lo suficiente. Con este triunfo, los de Julio César Falcioni quedaron a cuatro puntos del único líder, Talleres.

En un primer tiempo parejo, los visitantes arrancaron pisando fuerte, donde se veía una idea de buscar profundidad en sus laterales y tratar de generar juego teniendo la pelota y buscando amplitud. Así fue como consiguió las jugadas más peligrosas de la primera mitad, donde Marcos Díaz, el gran arquero del Globo, se lució en un par de situaciones y mantuvo el cero en su arco. Por su parte, el guardavallas Rojo, Sebastián Sosa, también se lució, porque,  como ya mencioné anteriormente, el primer tiempo fue parejo y Huracán a base de centros llegó dos veces y el uruguayo respondió. 

Independiente y Huracán son dos conjuntos que mostraron cuales son sus ideas de juego, pero no la pudieron sostener a lo largo del torneo, por esto mismo podemos hablar de dos equipos irregulares. Y así para los equipos fue el gol. Un disparo de Alan Soñora tras un flojo corte en la defensa de Huracán que acaba desviándose en Yacob y así descolocando a Marcos Díaz para que el hijo del Chiche marque el único triunfo que le dio el gol a los dirigidos por Falcioni. 

La segunda mitad fue una de las tantas que estamos acostumbrados a ver en el fútbol argentino. Con el resultado a favor, el equipo visitante se replegó debido a que el conjunto local empujaba, pero con más amor propio que ideas ya que Independiente al replegarse también por decisión propia logró despejar todo aquello que se acercaba al golero uruguayo.

Párrafo aparte para la defensa de Independiente y en especial hoy para Fabricio Bustos, que ataca y es profundo cuando debe serlo y a su vez mejoró mucho en la marca logrando así ser uno de los que más quites obtiene por partido. Por otro lado, la dupla central Insaurralde y Barreto, inamovible en el Rojo, despeja, corta y juega siempre en el momento indicado. El más flojo de la línea de fondo fue el juvenil Ortega, que hoy tuvo un leve descenso en su rendimiento, pero es un jugador que el técnico cree que se ganó su puesto a base de buenos rendimientos anteriores.

Partido parejo, disputado y trabado pero que al final el conjunto visitante por ser quien atacó con más profundidad y por ser quien más veces pateó al arco se lleva el triunfo, a pesar de que al final debió sufrir con los centros y pelotazos que lanzaba Huracán.

1 comentario en “EL DIABLO PINCHÓ AL GLOBO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba