EL HALCÓN ATACA Y T BAJA

En una tarde soñada para sus hinchas, Defensa y Justicia sacó a relucir lo mejor de su juego y goleó a Talleres por 3-0 para así frenar la buena racha del conjunto cordobés y encima dejar a River como único puntero de La Liga.

La tarde comenzó como una película: un día hermoso, la vuelta del público al Tito Tomaghello y un partido importantísimo, ya que los de Varela necesitan sumar, y además porque se enfrentan a uno de los principales candidatos a quedarse con el titulo.

El primer tiempo, comenzó con los dirigidos por Sebastián Beccacece tratando de imponer su juego y su marca registrada, la salida limpia desde el fondo. En un primer intento, parecía que los de Córdoba no iban a dejar que eso ocurra y lograrían neutralizar la salida desde el fondo de Defensa, pero en  el amanecer del partido, en el segundo intento, los de Florencio Varela lograrían comenzar desde su propia área hilvanando una serie de toques para así llegar al área del arquero de la T y culminar con el primer gol que termina siendo tras un disparo que se desvía en el delantero Miguel Merentiel, el cual parecía estar en offside, y así se abrió una tarde gloriosa para los últimos campeones de la Copa Sudamericana.

La primera parte continuó, y ya se presagiaba una goleada. Un Defensa y Justicia que no paraba de desperdiciar situaciones, y un Talleres totalmente desconocido y desconcertado. El Halcón desperdició manos a manos directos con Guido Herrera, hasta que esto no se pudo sostener mas y a la media hora de partido, otra vez Merentiel, lograba poner el merecido 2 a 0.

La segunda parte comenzó con los dirigidos por Medina con una actitud distinta a la del primer tiempo, debido a que debía buscar el empate, pero esta vez, lo pudo reflejar en el juego y así logro llegar en un par de situaciones al arco de Unsain, aunque estas se fueron desviadas. Los de Varela, sin pasar mayores sobresaltos, jugaron con el resultado a su favor y a raíz de los espacios que dejaba Talleres en su búsqueda por marcar y así ponerse en partido, logró liquidar el encuentro de la mano de Silva a los 90 minutos, para pasar de ganar a golear.

El partido culminó y todo fue alegría en la tarde-noche de Varela, que además contó con la presencia en el estadio de los campeones de la Copa Sudamericana y la Recopa, como el caso de Braian Romero, que hoy radican en otros equipos. Posterior al partido se realizaron los respectivos festejos tras la obtención de ambos torneos internacionales, pero esta vez de cara a la gente que pudo presenciar cómo su equipo alzaba los primeros dos logros de su historia, Y MIRÁ VOS QUE COPAS…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba