EL INFIERNO VOLVIÓ A ESTAR ENCANTADOR

582 días sin pisar el infierno. Y un día, el hincha de Independiente volvió al estadio. Esta vuelta que comenzó ya en la semana cuando el martes en tan solo 20 minutos se agotaron las plateas, el jueves en media hora la reserva de bonos para populares volaron, a la espera de que el lunes llegara pronto. Y en ese día, Avellaneda volvió a verse vestida de camisetas del Rey de Copas, la calle Alsina se volvió a teñir de rojo, se volvió a escuchar el famoso canto de más de mil almas rojas arengando “dale rojo” por la esquina de Bochini. El Cocacolero volvió a refrescar el infierno, al final del partido se sintió el olor a parrilla, o el famoso aroma a pizza sobre Alsina. 

Todo eso volvió a aparecer por Avellaneda. Volvió el sentimiento después de más de 500 días de no poder pisar el Libertadores de América. Los hinchas que a medida que uno va subiendo escalón a escalón, acomodándose en sus respectivos asientos, o de pie en las populares con sus nuevos nombres honrando a grandes glorias como Pepé Santoro y al Chivo Pavoni, está última que en el trayecto se encuentra con una calle que muestra un mural dónde se ven ídolos que vistieron la hermosa camiseta de Independiente. Donde volvés a estar al lado de un hermano de otra madre, en una casa que no es tu casa solamente sino es el hogar de muchos hinchas del “Rey”. 

Y para una noche de gala, el Diablo estrena vestimenta, exhibiendo sus 18 estrellas internacionales en el pecho con orgullo logradas con el correr de su historia.

Allí donde, más allá del resultado, el Libertadores de América volvió a estar en llamas gracias a todos sus hinchas allí presentes, y a los que no que a pesar de todo bancan desde sus casas, bares o desde donde les toca alentando y demostrando su pasión.

Volvió el hincha, volvió el fútbol de la gente. De a poco todo va volviendo a la normalidad y el fútbol vuelve a tener ese folclore que jamás debe desaparecer.

1 comentario en “EL INFIERNO VOLVIÓ A ESTAR ENCANTADOR”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba