EN WEMBLEY, LEONES Y CAMPEONES

Argentina goleó 3-0 a Italia y se quedó con la Finalíssima, el segundo título oficial en menos de un año. Goles de Lautaro Martinez, Ángel Di María (golazo) y Paulo Dybala. Destacable actuación de los de Lionel Scaloni, con toque y juego preciso, que ya suman 32 partidos sin perder. 

Examen clave si los había en Wembley. La noche de la Catedral del Fútbol tenía a nuestra Selección Campeona de América jugándose una prueba de fuego importante frente a Italia, el último Campeón de Europa y que en marzo pasado se quedó otra vez a las puertas de jugar el Mundial. La Finalissima CONMEBOL- UEFA era parte del pozo acumulado.

El equipo de Lionel Scaloni parece perfilar en un 85/90% la lista de los que podrían ir a Qatar en noviembre y esta doble jornada lo dejó entrever. En el once inicial para este encuentro había dos cambios con respecto al equipo de memoria: Nicolás Tagliafico entró por Marcos Acuña, mientras que Guido Rodríguez lo hizo por Leandro Paredes. 

La Azzurra, en tanto, sigue a cargo de Roberto Mancini a pesar del duro traspié que lo dejó sin Campeonato del Mundo. Y el equipo era casi parecido al de este proceso. Además, era un encuentro especial ya que Giorgio Chiellini se despedía de la Selección.

El partido arrancó con ambos equipos mostrando sus cartas y generando peligro. Emerson y Federico Bernardeschi empezaban a romper el juego por las bandas y daban cierto dolor de cabeza al equipo nacional. Los europeos tuvieron tres chances claras de quebrar el cero. La primera, a través de Giacomo Raspadori, que buscó cómo aprovechar esos espacios y Emiliano Martínez se quedó con la pelota. Después, un centro desde la derecha de Bernardeschi que el Cuti Cristian Romero mandó al córner y al final, Andrea Bellotti de cabeza exigió nuevamente al Dibu. Intentos claros de la Azzurra, que era mejor.

A pesar de eso, los nuestros supieron cómo contestar y encontraron en Ángel Di María, Lionel Messi y Rodrigo De Paul como puntos altos de ese momento de zozobra. Y así fue como a los 27 minutos, tras la presión alta y una recuperación en salida de Nicolás Tagliafico junto a Giovani Lo Celso, el surgido en Rosario Central asistió a La Pulga, que tras llevarse a la rastra a Dí Lorenzo tiró el centro y Lautaro Martinez la empujó con el arco a disposición. 1-0. 

A partir de allí, el quiebre fue notorio. Argentina se soltó e Italia no supo qué hacer en el partido. Los de Mancini solo se dignaron a cortar el juego con cierto rigor y hasta con violencia (el codazo de Leonardo Bonucci a Messi por citar un ejemplo). Y sobre el cierre, esa frescura que encontró en el juego la albiceleste se rubricó con el segundo tanto. Lautaro, con toda la experiencia de saber manejarse ante la marca de los defensores, supo aguantar y salir de esos embates, asistió de manera fantástica al Fideo y éste se la picó (cuando no en una Final) a Donnarumma cuando salía a tapar el remate. Un verdadero golazo y dos arriba para los nuestros.  

En el complemento, hubo un solo equipo en el partido. Argentina más allá de su ventaja fue avasallante e hizo las mil y una para anotar el tercero, pero Donnarumma era figura. Un verdadero monólogo que incluyó cinco chances netas de gol: dos de Di María, dos de Messi (todas atajadas por el guardameta del PSG) y un remate de Lo Celso que dio en la red, pero del lado que no suma. Además, los espacios que generaba el combinado nacional eran aprovechados a rajatabla, generando en los rivales un desconcierto de proporciones,

Hubo tiempo para el recambio: ingresaron Exequiel Palacios por De Paul (una de las figuras, que fue de menor a mayor), Germán Pezzella por Cuti Romero (otro destacado) y Julián Álvarez por Lautaro. En la primera que tocó, La Araña quiso sorprender a Donnarumma pero el guardameta se quedó con el remate. 

En el 90, Paulo Dybala y Nicolás González también ingresaron por Di María y Lo Celso, y el surgido de Instituto, en su única intervención, recuperó el balón, abrió con Messi y La Joya estampó el 3-0 final con un remate cruzado, sumando algunos porotos para que sea considerado en la lista de noviembre. El resultado, ampliamente justificado y largamente esperado: Argentina no merecía no anotar un gol en un segundo tiempo que le salió todo al pie de la letra. UNOS VERDADEROS LEONES EN WEMBLEY.

El árbitro chileno Piero Maza decretó el final y todo fue alegría en Argentina. El plantel, más de 30000 hinchas en Londres y otros millones en nuestro país desataron la euforia tras noventa minutos redonditos. Una goleada y otro título para el Seleccionado Nacional en menos de un año. Además, ya son 32 partidos sin conocer la derrota, quedando a uno de igualar el récord de 1991 a 1993 del equipo del Coco Alfio Basile

El equipo nacional tuvo la prueba que necesitaba ante el mejor equipo del viejo continente (más allá de que no vaya al Mundial) y la pasó de manera sobresaliente. Aprobaron todos y salvo por unos minutos, el partido fue perfecto. El buen fútbol, el orden en las líneas, la tenencia del balón y los toques no faltaron. Hasta sin tener la pelota supieron manejarlo al pleito. Difícilmente se pueda elegir una figura, porque todos estuvieron a la altura de las circunstancias. Obviamente que da para ilusionarse con este equipo de cara a noviembre, pero hay que ir de a poco…

EL BOLETÍN DEL PARTIDO

  • ARGENTINA (3): Emiliano Martínez; Nahuel Molina, Cristian Romero*, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagliafico; Rodrigo De Paul**, Guido Rodríguez y Giovani Lo Celso***; Lionel Messi, Lautaro Martínez****y ÁNGEL DÍ MARÍA***** DT: Lionel Scaloni.

REFERENCIAS: *Reemplazado por Germán Pezzella a los 84´. **Reemplazado por Exequiel Palacios a los 75´. *** Reemplazado por Paulo Dybala a los 90´. ****Reemplazado por Julián Álvarez a los 84´. *****Reemplazado por Nicolás González a los 90´.

  • ITALIA (0): Gianluigi Donnarumma; Giovanni Di Lorenzo, Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci* y Emerson**; Matteo Pessina***, Jorginho y Nicolo Barella; Federico Bernardeschi****, Andrea Belotti***** y Giacomo Raspadori. DT: Roberto Mancini.

REFERENCIAS: *Reemplazado por Manuel Lazzari a los 45´. ** Reemplazado por Alessandro Bastoni a los 76´. ***Reemplazado por Leonardo Spinazzola a los 61´. **** Reemplazado por Manuel Locatelli a los 45´. *****Reemplazado por Gianluca Scamacca a los 45´.

GOLES: Lautaro Martínez (ARG, 27´), Ángel Di María (ARG, 45´) y Paulo Dybala (ARG, 90´+4).

AMONESTADOS: Nicolás Otamendi (ARG)/ Leonardo Bonucci, Giovanni di Lorenzo y Nicoló Barella (ITA).

Estadio: Wembley, Londres. Árbitro: Piero Maza, de Chile (Bien). LA FIGURA: ÁNGEL DI MARÍA (ARGENTINA).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba