Entrevista a Néstor Retamar: “el fútbol no es para cagones”

Exclusivo reportaje al hombre que con sus arengas te llena de emoción, actual DT de Atlas, equipo que participaba en la categoría D y que saltó a la fama tras el show “Atlas, la otra pasión”. Un símbolo de perseverancia en las categorías inferiores de nuestro ascenso y una figura histórica en el equipo de General Rodríguez. Tras varios intentos frustrados, este año, finalmente logró el histórico ascenso a la C.

Entrevistador: Matías Falconi

Néstor se crió en General Rodríguez. A los 16, pudo debutar en el club de sus amores: Leandro N Alem. Paso también por JJ Urquiza, donde dejó buenas actuaciones, y en Argentinos de Merlo. A los 25 tuvo que dejar de jugar y recién pudo volver a los 30 por pedido de su padre, figura elemental en su vida para sus logros. Aunque llegó a ser capitán, debió retirarse un año y medio después de volver por lesiones.

Se hizo Director Técnico y, aunque tuvo un breve paso por Alem, fue en Atlas dónde dejo huella, un equipo que jamás había salido de la D. Los llevo a pelear varias veces por el ascenso. También tuvo varias idas y vueltas en el “Marron”. En el 2016 parecía que sería su retiro definitivo del mundo del fútbol pero volvió en 2019 para lograr el hito.

A principios de este año, llegó el ansiado ascenso a la primera C tras ganarle a Deportivo Paraguayo en la final del reducido. Por primera vez en su historia, Atlas transita la cuarta categoría del fútbol argentino y tuvo una gran primera mitad de presentación pero ahora le cuesta igualar lo logrado. Sin embargo, la esperanza es lo último que se pierde y los “guerreros” de Retamar aún tienen chances matemáticas de entrar al reducido para el ascenso a la B metro.

1.Sos hincha de Alem pero sos un símbolo en Atlas, equipos que comparten una cierta rivalidad. De chico ¿No tenías ninguna afinidad por el “Marrón” o te imaginabas en el futuro estar relacionado al club?

Para mí, no hay esa rivalidad. El clásico de Alem es Lujan. Ahora hay algo porque Atlas empezó a resurgir. Es lindo porque son los clubes de General Rodríguez dónde yo me crié. Cuando mí viejo no me dejaba ir a ver Alem, me iba a ver a Atlas. Nunca tuve nada en contra de Atlas y, gracias a lo lindo que son las vueltas de la vida, me tocó ser el técnico que pudo ascender con ellos. Quien lo hubiera pensado.

2. ¿Y porque tuviste que dejar el fútbol a los 25 años?

Mi viejo tenía una fábrica de reparto de leche de la Serenísima. Un socio lo cagó y me pidió ayuda, y tuve que dejar de jugar para darle una mano porque era con lo que nos manteníamos. Aunque volví a los 29, ya no era lo mismo, pero me quedo tranquilo porque sé que fue por un acto de bien.

3. Al igual que como jugador, de técnico en Atlas también tuviste que dejarlo varias pero vos seguiste volviendo. ¿Qué te hacía querer volver a intentarlo?

Yo siempre quería cumplir la cuenta pendiente con Atlas, pero la última vez que lo había dejado ya llevaba mucho tiempo sin dirigir, nadie me llamaba. Mi viejo, que se había enfermado, me preguntó si no iba a dirigir más. Le dije que no y me respondió “yo no crié un hijo para ser cagón. Vos lo tenés que intentar otra vez”. Por esta razón, cuando me llamo Maxi Ambrosio (Presidente del club y creador del programa “Atlas, la otra pasión”) acepte. Y fue por mí viejo, que cuando logramos ascender me emocione tanto dedicándoselo.

NESTOR RETAMAR - CHARLA TÉCNICA - YouTube
Charla técnica

4. Siendo alguien que conoce de cerca las historias de vida de mucho de tus jugadores ¿Cuesta tener que decirles a algunos que no los vas a tener en cuenta?

Es lo peor del fútbol. Yo me encariño mucho con ellos. Y, de repente, decirles eso, no es fácil, pero así es el fútbol. Hay que saber tomar decisiones deportivas sino no te podes dedicar a esto. Igual después te lo cruzas por el barrio y queda todo bien con ellos. Es más familiar que en los clubes de primera. Ahora, tengo a Joaquín Montiel, el central del equipo, laburando en mí pizzería.

5. ¿Fue duro cuando no pudiste seguir dirigiendo en Alem?

Uno muchas veces siente que porque es hincha de un club tiene que estar ahí, pero no es así. Hay decisiones que duelen, pero hay que aceptarlas. Atlas me abrió las puertas. Es mi segunda casa, me han tratado muy bien y la gente me quiere mucho. Estoy demasiado a gusto acá.

6. ¿Nunca quisiste volver a Alem o no pudiste?

Han pasado muchos años y nunca se dio la posibilidad, pero seguramente en algún momento vamos a volver. Hoy yo estoy en Atlas. Si en algún momento, la dirigencia no me quiere más y quiere traer otro técnico, yo daré el pase costado y estaré dispuesto a escuchar las ofertas de otros clubes.

7. En Atlas, ya sos una figura histórica. ¿Pensas que podes agrandar más tu leyenda en el club?

Bueno, este año tuvimos un buen Apertura. Yo me ilusione con los puestos de arriba, pero en el Clausura se nos fueron algunos jugadores importantes y perdimos bastantes puntos. Siempre apuntó arriba, capaz otro se conformaría con mantenerse. Yo no, estar en los puestos de abajo no me gusta. Me aburro. Me gusta la adrenalina de la competencia peleando por los primeros lugares, como cuando era pibe me gustaba hacer goles.

Juez Central on Twitter: "Lindo día en el ascenso argentino. Atlas, aquel  equipo que muchos seguimos por años por Fox, en "Atlas, la otra pasión",  ascendió por primera vez a cuarta división.
Foto: Gentileza “Juez Central” vía Twitter

8. Siendo bastante conocido todos los intentos que hiciste con Atlas hasta que finalmente lograste el ascenso y el reconocimiento que se te da por eso ¿Te consideras un símbolo de perseverancia dentro de las categorías del ascenso?

La perseverancia me llevo a lograrlo. “Esto no es para cagones” como dijo mí papá. Eso me marcó, fue una enseñanza para mí. Yo me podría haber quedado en mí casa y evitar las puteadas. Hubiera sido conocido como “Retamar, el que casi lo logra”. Y gracias a mí viejo y su enseñanza, hoy soy “Retamar, el técnico que pudo hacer ascender a Atlas”.

Imagen
Atlas ascendió, histórico.

1 comentario en “Entrevista a Néstor Retamar: “el fútbol no es para cagones””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba