FERNANDO “PIPO” CARLOMAGNO, MAESTRO DE PLATA

La historia del nadador rosarino, Medalla Plateada en los Juegos Paralímpicos de Tokio. Sus comienzos y su otra pasión: la enseñanza.

Pipo heredó de su padre el nombre y también la pasión por la natación. Fernando padre compitió en tres Juegos Paralímpicos: Atlanta 1996, Sidney 2000 y Atenas 2004. Fernando hijo, que ahora está en Tokio, comenzó a nadar a los 4 años en AVIDA, institución rosarina a la que lo llevó su padre. 

Diez años después se clasificó al Parapanamericano juvenil que se llevó a cabo en Bogotá, Colombia y desde ahí no paró de competir. 

El rosarino ganó su primera medalla parapanamericana en Guadalajara 2011, siendo bronce en los 100 metros libre. En los Juegos de Toronto 2015 tuvo una destacada actuación y debutó en los Juegos Paralímpicos de Río 2016 donde consiguió diploma. Antes de participar en Brasil el decía: “Busco ganar experiencia para ir a Tokio 2020 por todo”. En ese entonces tenía 24 años. 

El año 2019 fue soñado: ganó tres medallas en los Parapanamericanos de Lima, una de oro y dos de bronce y en el mundial de Londres se llevó una de bronce en los 100m espalda S7. 

El 2020 lo encontró sin competencias y lo llevó a desarrollar otra de sus pasiones que es la enseñanza. “Estoy estudiando para maestro de educación primaria. A mi edad y más allá de la natación, pienso en el futuro. Un día el físico dirá basta y hay que tener algo planeado. Además, me gusta la idea de que los más chicos vean que una persona con discapacidad también puede estar al frente de un aula y transmitir todo su conocimiento y experiencia”.

La familia le entregó sus sensaciones a la hora del viaje a Tokio. “Disfrutá, rompela. Éxitos. Aprovechá, que es una oportunidad única”. Y así es como lo está haciendo, la está rompiendo toda: objetivo cumplido de subir al podio. 

Y le queda para mostrar a sus futuros estudiantes la medalla de plata conseguida en los 100 metros espalda S7, un logro que hacía 17 años no conseguía la natación Argentina. 

Fuente: Paradeportes 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba