GANAR, GUSTAR, GOLEAR: ARGENTINA SE FLOREÓ EN EL MONUMENTAL.

El Estadio Monumental vivió otra jornada de fiesta total de la mano de la Selección Argentina. En el clásico del Río de La Plata, los dirigidos por Lionel Scaloni derrotaron por 3-0 a Uruguay con goles de Lionel Messi, Rodrigo De Paul y Lautaro Martínez. Con este triunfo, la Albiceleste estira a seis puntos la diferencia respecto a Ecuador, su más inmediato perseguidor en la Eliminatoria, mientras que Uruguay se mantiene cuarto con 16 unidades.

Desde el comienzo del juego quedaron bien diferenciados los estilos de cada equipo. Por un lado Argentina, que como siempre buscó hacerse dueño de la pelota y ser quien lleve la iniciativa. Por su parte, Uruguay se dispuso a cerrar los espacios para forzar pérdidas del rival y lastimar con algún contraataque aprovechado por las virtudes de sus delanteros (Luis Suárez y Brian Rodríguez). Si bien el juego del local parecía imponerse, el planteo de los Charrúas funcionó bien en los primeros 30′, tiempo en el que tranquilamente podrían haber pasado al frente en el marcador, pero fueron espectadores VIP del show de Emiliano Martínez.

El Dibu salvó tres situaciones claras de gol en ese rato. Primero, un remate cruzado de Suárez casi desde el borde del área chica. Luego, en la continuidad de esa misma acción, estuvo firme para contener un disparo fortísimo de Federico Valverde desde la medialuna. Argentina se despertó tras la doble atajada de su arquero y comenzó a ser más claro en el juego, pero a los 20′ el arquero del Aston Villa tuvo que volver a dar la cara -o las manos en este caso- para desviar a puro reflejo una pelota que tenía destino de red tras una tijera de Lucho Suárez con su pie izquierdo. Luego de esas atajadas, a los 27′ el histórico delantero uruguayo falló su tercera chance tras hacer estallar el balón en el poste izquierdo del arco argentino.

Lo mejor que hizo el equipo de Scaloni fue no desesperarse ante las llegadas claras del rival y respetar la idea, el estilo. Así logró responder inmediatamente a los ataques del rival. A los 32 minutos, un pase fenomenal de De Paul dejó mano a mano con el arquero a Giovani Lo Celso, que lo gambeteó y se tomó su tiempo para definir bien, pero el travesaño y la línea de cal le dijeron que no. Argentina logró abrir el marcador seis minutos después gracias a un gol insólito de Messi. El 10 recibió afuera del área, advirtió un desmarque de Nico González y buscó asistirlo con un pase de emboquillada. Sin embargo, tanto el jugador argentino como el arquero uruguayo se pasaron de largo, por lo que la pelota entró al arco como pidiendo permiso.

El estadio explotó y, ahora sí, el show del fútbol total había comenzado. Con triangulaciones constantes, Argentina puso el pie en el acelerador para liquidar el partido en esos minutos finales del PT. El segundo finalmente llegó a los 44′, luego de una pifia de Lautaro Martínez que dejó la pelota picando en la puerta del área. De Paul apareció por sorpresa y definió al ras del piso para cerrar la etapa inicial con una diferencia que no se vio sino hasta después del primer tanto. En la última, Muslera salvó la tercera caída de su arco tras una jugada magistral por la banda izquierda que definió Lautaro Martínez.

Ya en el complemento, Uruguay bajó los brazos. Para colmo Argentina mantuvo la misma intensidad e incluso pudo haber marcado el tercero sacando del medio, pero la jugada se diluyó en el tramo final. La Albiceleste disfrutaba el partido mientras la gente deliraba en las tribunas al grito de “Ole, ole” porque sí, a esa altura ya era un baile. Martínez convirtió el tercero a los 17′ luego de un centro buscapié de De Paul, una de las grandes figuras que tuvo la noche.

Los de Scaloni seguían yendo hacia adelante y pudieron ampliar aún más el marcador, pero Muslera atajó al menos cuatro chances claras de gol. Un detalle importante que dejó el tramo final del partido fue el ingreso más que positivo de Julián Álvarez. Si bien el delantero de River no tuvo muchos minutos (15′), le alcanzó para tirar todo su Curriculum en el verde césped: colaboración defensiva, conducción con pelota dominada e incluso dos pases gol en la misma jugada (uno para Di María y otro para Messi). Pero si de rendimientos individuales hablamos, está claro que las figuras fueron Dibu Martínez, Cristian ‘Cuti’ Romero, Leo Messi, De Paul y Lo Celso, en el orden que cada uno quiera ubicarlos.

Argentina deberá enfocarse ahora en el último partido de la triple Fecha FIFA, que será este jueves ante Perú desde las 20:30, también en el Monumental. Uruguay, por su parte, deberá pasar página rápido ya que visita nada más y nada menos que a Brasil, el líder absoluto de la eliminatoria, con la necesidad imperiosa de rescatar al menos un punto. Dicho partido también será el jueves pero desde las 21:30. Luego, habrá que esperar hasta noviembre para las últimas dos presentaciones de los combinados nacionales en este año 2021.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba