HAMILTON, IMBATIBLE EN BRASIL

El piloto Britanico de Mercedes, al mejor estilo de Senna, dio una masterclass de pilotaje en el circuito de Interlagos. Largó decimo, supo quebrantar el enorme trabajo que venían haciendo los Red Bull y se llevó la victoria en el gran Premio de Brasil por más de 10 segundos del escolta Max Verstappen, Valtteri Bottas completó el podio.

Hamilton volaba en el GP de Sao Paulo. Foto: F1.com

Otra tarde de alegría para el equipo Mercedes, y una de las páginas más épicas para la historia viviente de Hamilton, que cada vez saca una sorpresa más. Otra carrera para demostrar la valía de su pilotaje por encima de la bella conjunción que logró con la máquina.

Un fin de semana complicado de afrontar, porque tanto Lewis, como el equipo venían de caer 2 fechas consecutivas (EEUU y Mexico) en manos del fuertísimo Verstappen. En la semana, se supo que el campeón defensor cambiaría componentes de unidad de potencia, lo cual le aseguraba una penalización de 5 puestos de la parrilla de salida. 

El viernes ganó la clasificación en pista y lo descalificaron por técnica debido a irregularidades en la apertura del DRS. El domingo largó desde el fondo en el Sprint y remontó hasta el 5to puesto para largar décimo en la final.

En la previa del domingo el contexto ya pintaba bastante feo para el hombre de Mercedes, que sabía que tenía que ir a pelearla desde la primera vuelta. En una fecha clave de cara a la definición, todo parecía que estaba todo a favor de Max. Tenía el camino allanado para hacer lo suyo y estirar aun más la brecha para consolidarse en soledad en la cima en una carrera que pudo significar una bisagra a tres del final.

La pelea por el Campeonato venía siendo una dura pulseada entre Hamilton y Verstappen. Sin embargo, en las últimas fechas el que había dado la nota  fue el  joven de 24 años, que hizo que esta pulseada se ponga a su favor notablemente.

La persecución de Lewis sobre Max. Foto: F1.com

Lo que parecía devenirse en un aluvión color naranja, vino el siete veces campeón del mundo y puso las cosas en su lugar momentáneamente. Dando a entender que no iba a dar el brazo a torcer tan fácil, ni mucho menos. Que para ganarle el título a él, se lo tendría que arrebatar, ganándole al mejor.

Y así fue esta fecha, se vio al mejor Hamilton, que teniendo todo en contra, supo lidiar con eso, mostrar que en su juego manda él. Y no solo que hizo una remontada increíble, de décimo a primero sino que dominó con claridad. Imponía. Volaba. “Apreté a tope, creo que ha sido uno de los fines de semanas más duros de mi carrera”, así decía el protagonista de este Gran Premio.

Estando primero, se escapó, tenía un ritmo inquebrantable y marcó el record de vuelta de carrera dos veces, aunque Checo Perez (Red Bull) se lo arrebató en el último giro. Terminó las 71 vueltas 10, 496 segundos por delante de su competidor Max Verstappen.

Hamilton le sacó 10 segundos a Max, volaba literalmente. Foto: F1.com

Gran trabajo estratégico del equipo Mercedes también. La gestión de neumáticos y las 4 paradas en  boxes fueron oportunas y claves para validar lo hecho en pista por el Británico. De igual manera destacable el trabajo de Bottas en todo el fin de semana, que logró un tercer puesto y evito tanto las escapadas de Verstappen como los tapones de Pérez a su compañero el domingo.

Mercedes es un hueso duro de roer y lo demostró este Gran Premio. Con esta victoria, la sexta en esta temporada y la 101 en el historial de Sir Lewis. Se fogonea la lucha por el titulo nuevamente, Verstappen lidera el Campeonato de pilotos con 332,5 puntos y Hamilton es segundo con 318,5 puntos, a 14 unidades de diferencia.

 A falta de tres fechas, un apasionante final le espera a la Formula 1, donde cualquier cosa puede pasar en esta recta final. La próxima semana tendrá lugar en Qatar,  un circuito nuevo donde nunca se corrió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba