LA PUNTA ESTÁ QUE ARDE EN RUSIA

En el circuito de Sochi, el británico Lewis Hamilton se encontró con su victoria número 100 en la máxima categoría.  Un carrerón de Max Verstappen (Red Bull), que  largo último y terminó segundo, mientras que Carlos Sainz (Ferrari) completó el podio en un fin de semana pasado por agua.  Muy buena participación también de Lando Norris (McLaren), que lideró hasta el final  y un despiste lo dejó sin el triunfo en la pista mojada.  En el país más frio del mundo, la tabla del campeonato se prendió fuego: Hamilton volvió a la cima, por solo dos puntos delante de Max con 6 fechas restantes para el cierre de la temporada.

El equipo a vencer hace años que es Mercedes con una supremacía casi total sobre el resto de los equipos. Los números hablan por sí solos: cuentan con uno de los mejores pilotos de la historia, como Lewis Hamilton, que pese a tener siete títulos del mundo, siempre busca romper y romperse nuevos récords, y una estructura envidiable que cosechó 7 títulos de constructores al hilo.

Por el contrario, en el pasado reciente Red Bull siempre fue el segundo equipo de la grilla, y el que le competía para ver que tan cerca estaba de ellos. Las diferencias y las distancias se acortaron mucho y la escudería austriaca está al acecho y la amenaza ahora es real. Fundamentalmente, con el hambre de victoria y la madurez de Max Verstappen.

Este 2021, el paradigma cambió y el indiscutido ya se discute, y la disputa es un mano a mano fecha a fecha, por ver quién es el mejor al final de este año.  La batalla entre Red bull y Mercedes este año es el foco principal, y fecha a fecha se fue fogoneandolo aun más, mientras el liderato en pilotos no era fijo, sino que oscilaba.

Hacía falta una carrera como esta, más con el antecedente del toque en Monza, donde ambos venían demostrando que no temían imponerse, con asperezas frescas y un escenario distinto. El holandés ya sabía que tenía las de perder con la penalización a cumplir de la fecha pasada, por lo cual por parte del equipo habían decidido que cambie su motor, haciendo que parta último por tal motivo.

Hamilton, que en la última Qualy, por la lluvia no llegó a clasificar primero, largó cuarto, pareciera tenerla simple para quedarse con la carrera, pero tenía dos pilotos muy buenos delante de él, que mostraron su talla, con disputa y espectáculo entre Sainz y Norris, que buscaba su primera victoria.

Lando a lo largo de la carrera hizo todo bien, lideró con autoridad y supo tener y aguantar al campeón en el retrovisor, sin embargo la lluvia fue determinante. Desatendió el llamado para cambiar neumáticos sobre la vuelta 50, teniendo una ventaja de 25 segundos, pero creyó que pondría en riesgo la punta.  Y seguir con ruedas de seco como estaba ese circuito, aunque quedaban tres vueltas, le salió caro. Se despistó en la vuelta 51 para finalizar séptimo.

El hombre de Mercedes heredó la punta desde entonces y se llevó la victoria sin problemas, La número 100 en su historial, agigantando su leyenda.  Pero fue uno de esos triunfos, con fortuna por sobre el poderío y se sabía. Antes del podio, el mismo Hamilton le reconoció la enorme carrera que tuvo el frustrado y embroncado Norris.

Hacía falta una carrera así para Red Bull, que sufrió con una parada de 8 segundos de Checo Pérez y le condicionaron un mejor puesto promediando la final. Ni hablar con Verstappen, que hizo una remontada colosal, partiendo desde el Fondo, y avanzando desde el primer giro. Aplicaron  una estrategia justa para finalizar segundo, un segundo lugar increíble, con olor a triunfo, a diferencia de sus competidores.

Un Gran Premio donde los dos de arriba, con un andar bueno pero con escenarios distintos, necesitaban de una carrera así para saber lidiar con la presión de la competencia incluso en la adversidad, para que quede un sabor agridulce de la victoria y la sangre en el ojo del Toro de cara a lo que se viene en esta verdadera batalla para imponerse como el mejor de la parrilla este 2021.

A Ferrari, le salió bien, tanto el rendimiento del auto, como el Podio que saco su nueva incorporación. Su nueva apuesta, el español Carlos Sainz tuvo una carrera consagratoria pese a no terminar primero. Además de tener un auto menor, le saca mejor provecho.  Aunque el equipo de Maranello está fuera de competencia prácticamente, en el ranking de constructores buscan ser nuevamente el tercer mejor, con un McLaren que se impone, y fuerte.

Según lo advertido, dos puntos diferencian ahora a Hamilton de Verstappen, en un sprint final de 6 carreras donde van a sacarse chispas y dejarlo todo. La próxima cita será el GP de Turquía, el próximo fin de semana.

Sin más preámbulo, así quedaron los mejores 5 de la clasificación mundial de pilotos:

1- Lewis Hamilton (Mercedes) 246,5 puntos

2- Max Verstappen (Red Bull) 244,5 pts.

3- Valtteri Bottas (Mercedes) 151 pts.

4- Lando Norris (McLaren) 139 pts

Constructores:

1- Mercedes 397,5 Puntos

2- Red Bull 364,5 Puntos

3- McLaren 234 Puntos

4- Ferrari 216,5 Puntos

5- Alpine 103 Puntos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba