MATÍAS DE ANDRADE: PLATA PARA EL GUERRERO

Nació en Avellaneda, vivió en Córdoba y Miramar, pero Mar del Plata es su lugar en el mundo. A la edad de 5 años, fue su primer contacto con el deporte, ya que su padre lo envió a natación. “Empecé a entrenar a los 11 años, cuando una entrenadora me dijo que tenia que competir. A los 15 años comencé a dedicarme de manera mas profesional y a los 17 lo elegí definitivamente como mi estilo de vida”.

En el año 2009 disputó el Parapanamericano Juvenil de Colombia, lo que marcó su debut como profesional. Desde ese momento es competencia tras competencia, tres juegos Parapanamericanos: Guadalajara 2011, Toronto 2015 donde consiguió 3 medallas y Lima 2019 con una medalla de oro, Mundiales (bronce 2019) y dos Juegos Paralímpicos, Londres 2012 y Río 2016, sumados torneos nacionales y otros en el resto del mundo.

En dialogo con Paradeportes comentó: “mejoré mucho mentalmente y madura como deportista. Ahora soy alguien que disfruta competir, que busca objetivos claros y sin medios a la competencia. Siempre doy lo mejor y me gusta analizar los resultados, sean buenos o malos”.

En Río 2016, fue diploma en los 100 metros espalda y ya en Tokio estaba seguro que lograría una medalla y sumado a ello un cambio en su clasificación funcional. “Se modificó el manual de clasificación funcional y pasé de ser S7 a S6. Me modificó muchísimo y fue un cambio mas que positivo. Encontré una mayor equidad, antes competía con rivales que me sacaban mucha ventaja física. Confío en que estoy a nivel de llegar a una final en Tokio. Creo que tengo posibilidades de una medalla pero es todo deducción . Lo que me sobre es Fe”.

Y este 3 de septiembre será una fecha que no a olvidar nunca en su vida. Un logro histórico tanto para el como para todo el deporte en Argentina, ganó su primera medalla paralímpica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba