MESSI LE PONE BRILLO A LA CIUDAD LUZ

Lionel Messi arribó esta mañana a París para sentenciar su fichaje al gálactico PSG. De esta manera, da inicio a una nueva etapa en su carrera, luego de más de 16 años en el Barcelona y rompiendo todos los récords posibles. El contrato con el equipo francés será por dos años con opción a un tercero. Mientras se espera que se haga la revisión médica a lo largo de las próximas horas, se confirmó que la presentación oficial será mañana por la mañana.
Finalmente es un hecho, lo que parecía imposible, con el pasar del tiempo, se volvió posible. Algo a lo que Leo nos tiene acostumbrado, a hacer realidad cosas impensadas. Pero esta vez los hechos no fueron en cancha, ni tampoco él el artífice directo en toda esta cuestión. Messi se despidió del Barcelona entre lágrimas, en un adiós desgarrador al club que lo hizo feliz desde sus trece años, y dónde él se encargo de retornar esa felicidad y ese amor a costa de 672 goles y 34 titulos.

MESSI SALUDA A LA GENTE EN SU LLEGADA A PARÍS


Se ganó el corazón de la gente y la devoción barcelonista dejando historias y actuaciones imborrables para la memoria de todo futbolero.
Aunque sea impensado, se terminó una era, una de las mejores en la historia del futbol mundial, y para él, en su ambición de competitividad y de seguir ganando, tuvo que encontrar nuevos horizontes. Dejando atrás una vida en su club y su ciudad, pese a que esta vez tenía la voluntad de quedarse.
Una historia completamente distinta a lo vivido el año pasado, con la frustración y las asperezas con la gestión de Josep María Bartomeu, y el famoso Burofax que quedó en la anécdota, pero ahora se puede ver como un pantallazo del futuro.


48 horas después de la conferencia en el museo del Camp Nou, el crack rosarino arribó al mediodía en tierra francesa, con el recibimiento de centenares de fanáticos del elenco parisino en el aeropuerto de Le Bourget. Ante la multitud, el hombre récord se asomó por la ventana del primer piso y con sonrisa incluida se lo pudo ver saludando a los hinchas y vistiendo una remera alusiva con la sigla “Ici est Paris” (‘Acá es París’), haciendo realidad que estamos ante una nueva revolución francesa.
A lo largo de esta tarde resta que se realice la revisión médica en el Hospital Americano de Neuilly, en el oeste de París. Posteriormente será turno de formalizar su llegada, con poner la firma en el contrato, que será por dos años, con opción a un tercero si así lo desea.
A su vez, la presentación oficial tendrá lugar mañana a las 11 horas de Francia (las 6 de la mañana en Argentina), en el auditorio del Parque de los Principes, donde se llevará a cabo una conferencia de prensa que será transmitida por el medio oficial del club.
Por su parte Antonella, Thiago, Mateo y Ciro, esperan por su padre hospedados en en el lujoso y sofisticado hotel Royal Monceau, el momentáneo hogar elegido para sus primeras semanas, muy cerca de Champs Elyseés y con una vista perfecta al Arco Del Triunfo parisino.
Leo se volverá a vestir de azulgrana, y será un nuevo comienzo de una nueva etapa, donde formará parte de un equipo plagado de estrellas. Un “dream team” formado por sus amigos del futbol y de la vida como lo son Neymar, Ángel Di María y Leandro Paredes. La voracidad de Kylian Mbappé, que promete dar un tridente de ataque imbatible. La presencia y solidez en la defensa también de un viejo conocido y rival como lo fue Sergio Ramos, de reciente salida del Real Madrid.


Tan grande es el recomenzar para Messi, que no llevará el 10 en su espalda, ofrecido por el mismísimo Ney. Al contrario, “La Pulga” opto por las raíces, la nostalgia y otro guiño al pasado más que significativo al elegir el numero 30 para afrontar esta aventura. El mismo número que llevó en su debut con la primera del Barcelona, en la victoria 1-0 contra el Espanyol en 2004, con tan solo 17 años y miles de sueños por cumplir. Con otro detalle, la diez le pertenecía a un brasilero, en ese entonces a su padrino futbolístico, Ronaldinho.
El tan esperado reencuentro con Neymar se da con la mente puesta en querer ganar la tan ansiada y tan esquiva Champions, trofeo que levantaron juntos por última vez en 2015. Esta vez en la Ciudad Luz, que desde hoy va a estar más iluminada que nunca con el argentino, y su ambición de querer seguir ganando con un equipo más que fuerte para ser candidato al título.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba