MESSI VOLVIÓ A LA CHAMPIONS: PSG, UN EQUIPO EN CONSTRUCCIÓN

¿Te hubieras imaginado en algún momento, ver a Lionel Messi con otra camiseta jugando la Champions? La Pulga, con otro equipo jugando una nueva edición de Champions League fue lo que pudimos ver ayer los televidentes. Primer partido con el PSG internacionalmente, los otros 149 los jugó con el FC Barcelona. Nueva era. El equipo parisino, un conjunto de individualidades que prometen e ilusionan pero necesitan más minutos de juego juntos para conocerse.

Finalmente llegó el día, Martes 14 de septiembre a las 16.00 horas en el Estadio Jan Breydel de Bélgica, comenzaron a latir los corazones al ver la MMN, Mbappé, Messi y Neymar: el 10 francés, el 10 argentino y el 10 brasilero- nada podía salir mal en la teoría- ya en cancha para batirse a duelo con Brujas, un equipo sin estrellas pero sí con hambre de gloria, contundencia y dinamismo, demostrándolo y logrando un empate de la mano de los destacados N’Soki, Lang, Vanaken y De Ketelaere.

Con  el astro argentino  a la cabeza, PSG igualó 1-1 con Brujas en Bélgica por la primera jornada del Grupo A de la UEFA Champions League 2021/22. Los goles del partido los convirtieron el español Ander Herrera, quien conectó un centro atrás desde la izquierda de Kylian Mbappé, y Hans Vanaken para el equipo local.

Primer tiempo sin brillar, el PSG pudo estirar la ventaja en el marcador con alguna corrida importante de Mbappé y la magia infaltable de Messi, a quien el travesaño le negó el grito en su partido 150 en Champions League.

Neymar no estuvo presente en jugadas clave ni conectado con Messi, mientras que Keylor Navas fue lo mejor salvando a la visita, que sacó a Leandro Paredes -tenía una amarilla- en el entretiempo, ante el peligroso tiro libre de Vanaken y el prometedor remate de Charles De Ketelaere, el mejor jugador del partido.

En el segundo tiempo, el equipo belga entró con mayor confianza y la defensa del PSG seguía sin ser eficaz: Brujas casi convierte antes de los cinco minutos con una doble chance y se le complicó aún más con la salida de Mbappé por lesión. A la cancha ingresó un  Mauro Icardi  sin mucha injerencia en el ataque, algunas veces en offside.

PSG no pudo cambiar la ecuación y sufrió mucho por los constantes ataques de su rival. Messi tuvo alguna que otra de riesgo (un potente zurdazo que tapó  Simon Mignolet  tras asociarse con Neymar y una que se le fue alta), pero por momentos se le complicó ante un firme Éder Álvarez Balanta, un viejo conocido de la final del Mundial de Clubes 2015 contra River, esa vez jugando para Barcelona.

El cambio mejor acertado fue la entrada de Nuno Mendes, lateral izquierdo portugués de 19 años y último refuerzo del PSG, quien tuvo dos acciones de ataque sirviendo en bandeja dos ocasiones de gol claras para el equipo de Mauricio Pochettino, que no pudieron convertir finalmente. Una vez finalizado el encuentro, el DT argentino declaró: “necesitamos tiempo para que Messi, Neymar y Mbappé se entiendan y consigan jugar bien”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba