NO FUE BICHO Y EL CICLÓN SE ENCONTRÓ UN PUNTO

En la noche del domingo , Argentinos Juniors y San Lorenzo empataron 1-1 por la Jornada 4 de la Copa de La Liga. David Zalazar abrió la cuenta para el local, que fue superior y no lo aprovechó. Centurión empató para el Ciclón, que jugó otro pobre partido pero salió ileso de La Paternal gracias a Sebastián Torrico.

A pesar del clima nublado y de cierta amenaza de lluvia, en Juan Agustín García y Boyacá se prestaba para ir y presenciar en el Diego Armando Maradona un verdadero partidazo entre Argentinos Juniors y San Lorenzo. Ambos necesitaban recuperarse tras sendas derrotas, pero sus presentes eran totalmente opuestos. El dueño de casa debía mejorar su imagen después del durísimo 0-3 en Avellaneda ante Racing, aunque tras darse ciertos resultados en la previa, podía quedar como único puntero de la Zona 1 de la Copa de La Liga. En tanto, los de Boedo aún no conocían el triunfo, pero habían mostrado algunos signos de recuperación tras el 3-4 ante Defensa y Justicia en el Nuevo Gasómetro. 

En la previa del partido claramente se notó que era un domingo de Carnaval, porque los hinchas del Bicho encendieron la previa. Tribunas colmadas, bengalas y fuegos de artificio transformaron al Pesebre del Fútbol en un verdadero clima de fiesta y en un hervidero para los rivales.

Mientras tanto, en lo que a formaciones respecta, el equipo de Gabriel Milito salió con su clásico 3-4-1-2, siendo el juvenil Matías Zalazar (un partido en Primera División y el primero como titular) jugando por la izquierda en lugar de Luciano Gómez y Gabriel Florentín acompañando a Gabriel Ávalos en la delantera. En tanto, Pedro Troglio hizo oír las súplicas de los hinchas Cuervos y puso a Agustín Martegani como titular, acompañando en el doble cinco a Yeison Gordillo.

El encuentro comenzó con un equipo dueño de casa dominando de punta a punta. El fútbol pasaba por las subidas de Zalazar, que le hizo agarrar más de un dolor de cabeza a Francisco Flores, el encargado de manejar el lateral derecho Azulgrana. En tanto, la presión alta y en tres cuartos de cancha surtía efecto. Avalos y Carabajal trataban de parar en la salida a Gattoni y Zapata, mientras que el doble cinco de Fausto Vera y Matías Galarza hacía que el rival no cruce el medio campo. Salvo contadas veces, a San Lorenzo le costó cruzar el centro de la cancha.

Argentinos Juniors encontraba por la izquierda como lastimar a su rival. Entre Vera, Carabajal, Ávalos y Zalazar se asociaban y generaban ocasiones muy netas de gol, en el que hicieron exigir a Sebastián Torrico. Pero a su vez se metía solito en problemas: Torrén quiso jugar con un compañero, pero Ricardo Centurión lo anticipó, le cedió el balón a Nicolás Fernández y éste tenía todo a su merced para derrotar a Lanzillotta, pero el remate de Uvita fue tapado por el guardameta. Sin proponérselo, San Lorenzo tuvo la más clara.

A pesar del mal momento, el Bicho fue por más. Y todo comenzó gracias a una buena sociedad por la derecha entre Florentín y Javier Cabrera. El lateral uruguayo vio como el otro carrilero, Zalazar, entraba de 9 dejando en ridículo (una vez más) a Flores y a Federico Gattoni (que está predestinado a tapar los horrores de los laterales derechos, sea el ya mencionado o Gino Peruzzi) y anotaba el 1-0 parcial. Debut en las redes para el chico de 19 años y el resultado, a su vez, empezaba a justificarse.

En la visita, en tanto, todo empezaba a ser impotencia y el mal juego se profundizó cada vez más. Una toma digna de WWE del colombiano Cristian Zapata a Florentín tras disputar una pelota y los encontronazos entre los jugadores de ambos bandos, más las constantes llegadas de Carabajal y las escapadas de Kevin Mac Allister hacían pedir a más de un Cuervo que se termine rápidamente un primer tiempo para el olvido.

En el complemento, la tónica del juego continuó como había terminado los primeros 45 minutos. Florentín probó de media distancia para exigir una vez más al Cóndor Torrico, mientras que Milito dejó que Galarza vaya ganando metros y sea una pieza clave en ataque. Pero al correr de los minutos, fue perdiendo intensidad. Troglio, en tanto, había hecho ingresar a Adam Bareiro para que Uvita Fernández esté un poco más acompañado en la delantera y a Ezequiel Cerutti en lugar de Malcom Braida. Esta última, una sustitución poco entendible ante el aceptable partido que venía haciendo el ex Instituto y Aldosivi. 

Y esa pérdida de intensidad que anteriormente se señaló por el lado del Bicho, la aprovechó San Lorenzo. Martegani dejó de jugar delante de los defensores para ser una ayuda a los delanteros y generó el fútbol que tanto necesitaba. El juvenil probó de media distancia y Federico Lanzillotta mandó su remate al córner. El chico de las inferiores, gran figura ante Defensa y Justicia a pesar de la derrota, fue el encargado del lanzamiento desde la derecha. Ricardo Centurión anticipó a la defensa y con ayuda del guardameta local puso el empate. Demasiado premio para un equipo que, salvo por algunos pasajes, no había generado mucho.

El empate fue un mazazo para los de La Paternal, que no encontraban explicación alguna. Y eso se notó en el semblante apenas consumado el tanto visitante: Una pérdida de pelota de Galarza en el centro del campo fue aprovechada por Centurión (en cierto estado de gracia), pero el ex Vélez remató por encima del travesaño. Era una oportunidad neta de gol no solo por la aproximación en sí, sino que tenía a Cerutti solo por la derecha. 

Los ingresos de Mateo Coronel y Thiago Nuss le cambiaron el chip a un Argentinos apremiado por el tiempo y el resultado, que nuevamente buscó exigir a Torrico, que por lejos fue la figura del partido. Tuvo tres oportunidades netas cerca del cierre, a través de Florentín y el primero mencionado anteriormente (ambas tapadas por el guardameta mendocino del Ciclón) y un cabezazo de Fausto Vera que se fue por arriba del travesaño. En tanto, Pedro Troglio buscaba hacer negocio con el empate, sacando a Martegani y poniendo a Alexis Sabella, otro cambio totalmente inexplicable.

Al fin de cuentas, el empate resultó doloroso para el dueño de casa, que no supo aprovechar los momentos en los que fue claro dominador, pecó por ser solidario y terminó resignando puntos que lo podrían haber dejado como único líder de la Zona 1. El viernes tendrá una difícil visita al Bosque de 60 y 118 para enfrentar a Gimnasia La Plata.

En tanto, San Lorenzo aún no conoce lo que es ganar en este 2022 de manera oficial ni tampoco conoce lo que es una idea de juego. El punto se lo terminó encontrando más por mérito ajeno que por el propio, y gracias al Pibe de 42 que está bajo los tres palos, Sebastián Torrico. El sábado se viene otra prueba de fuego, nada más y nada menos que ante el River de Marcelo Gallardo en el Nuevo Gasómetro. 

LAS DECLARACIONES DE LOS PROTAGONISTAS

David Zalazar (Argentinos Juniors): “Muy contento en lo individual y por haber conseguido mi primer gol en Primera, pero tristes por no haber conseguido el triunfo que era lo que buscábamos. Las jugadas más claras las tuvimos nosotros y nos vamos con un sabor amargo”.

Gabriel Ávalos (Argentinos Juniors): “Obviamente que no es positivo no poder ganar, pero lo que rescato de esto es que pudimos demostrar el juego que buscamos y el carácter que tenemos”

Ricardo Centurión (San Lorenzo): “Fuimos de menor a mayor. En el primer tiempo hicimos cosas malas y en el segundo tiempo mejor. Casi todos venimos mejorando con el gol, hay que seguir trabajando. Yo creo que necesitamos encontrar esos tres puntos, esa confianza. Tenemos de todo, material y chicos que juegan bien, no hay excusas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba