PRIMERA NACIONAL: TRIUNFAZO DE FERRO EN LA CIUDADELA

Ferro derrotó por 3-1 a San Martín de Tucumán en una Ciudadela repleta de hinchas del santo. Con goles de Tomás Molina, Brian Fernández y Claudio Mosca, el Verde sacó chapa de candidato tras ganar con autoridad en un estadio complicadísimo. Lucas Diarte había descontado para el equipo local. El próximo lunes, desde las 21:10, se jugará la revancha en Caballito.

Ferro puso un pie en las semis del reducido. Foto: Minuto Uno.

En los primeros minutos fue San Martín el que intentó imponer condiciones. Rápido, a los cuatro minutos, tuvo una chance de gol a través de una pelota parada, pero Lucas Orellana no pudo definir entre los tres palos. Más allá de la situación desperdiciada, el Santo tenía el control de la pelota y era claramente el equipo que dominó en el tramo inicial. Sin embargo, a los 17′, Ferro encontró el gol en un tiro de esquina que conectó Tomás Molina de cabeza para poner el 1-0 parcial.

Molina fue una de las grandes figuras del partido. Foto: Prensa Ferro.

Desde entonces el trámite cambió, si bien San Martín se mantuvo dueño del balón, Ferro subió la intensidad para presionar y lo hizo sentirse incómodo al Ciruja, que no encontraba la forma de acercarse al arco de Miño. A los 42 minutos, cuando el primer tiempo comenzaba a diluirse, apareció Molina de vuelta para dejar pintados a tres jugadores tucumanos y asistir de tres dedos a Brian Fernández. El ex Colón se perfiló, quedó mano a mano con el arquero, y la colocó pegada a un palo para que el Verde amplíe la ventaja en un momento caliente del partido.

Tras el segundo gol el Ciruja reaccionó rápido: apenas dos minutos después, un centro de Juan Orellana cruzó todo el área y, tras una grave distracción defensiva del Verde, apareció Lucas Diarte por el segundo palo para empujar la pelota a la red. El estadio estalló con el descuento y elevó el aliento para motivar a los futbolistas de cara a la etapa complementaria.

El trámite del 2T tuvo menos ritmo que el del primero, pero la misma intensidad. Más luchado en el medio, más cercano a lo que se suele ver en los partidos de esta categoría, sobre todo en instancia de reducido donde todos los encuentros se juegan con algo más. Ferro mantuvo su concentración para presionar y taparle los caminos al rival. San Martín no tenía claro como desarmar a la visita, pero iba con más ganas que fútbol en busca del empate. A los 38′ el árbitro sancionó un tiro libre a favor de Ferro cerca del área pero con un ángulo cerrado. Poco le importó a Claudio Mosca, que sacó el zurdazo con mucha comba para clavarla en el ángulo del segundo palo de Ignacio Arce. El gol fue un baldazo de agua fría para todo San Martín, que desde ese momento prácticamente bajó los brazos.

Si bien Ferro logró sacar una ventaja importante tras ganar de visitante por dos goles de diferencia, la serie todavía está abierta y San Martín irá a Buenos Aires con el deseo de lograr la épica. Todo se definirá el próximo lunes desde las 21:10, en el estadio Arquitecto Ricardo Etcheverri, estadio en el que el Verde perdió una sola vez en todo el actual campeonato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba