RIVER SE REENCUENTRA CON LA VICTORIA

Por Raúl Aguilar

River tenía la necesidad de retomar la senda del triunfo y en especial por La Liga Profesional. El equipo de Marcelo Gallardo acumula cuatro partidos sin ganar en todas las competiciones.

Recibía a un Vélez Sarsfield bastante delicado, con la racha negativa de no haber ganado ningún encuentro, pero sobre todo de no anotar ningún gol. A River no se le podían escapar los tres puntos en el Monumental y tenía la opción de volver a mezclar con todos los suplentes o poner la mayor cantidad de titulares posible. El Muñeco optó por lo segundo.

Los 11 que salieron al césped del Monumental fueron: Franco Armani; en la defensa Milton Casco, Paulo Díaz, Héctor David Martínez y Fabrizio Angileri; 24. En la mitad de la cancha Enzo Pérez, Enzo Fernández, Matías Palavecino y arriba Julián Álvarez, Brian Romero junto con Matías Suarez.

Por el lado del Fortín, Pellegrino paró este XI: Hoyos, Guidara, De los Santos, Brizuela y Ortega abajo; Cáseres, Poblete, Almada, Bouzat y en la delantera Janson y Lucero. Vélez quería buscar los primeros tres puntos, en especial con el retorno de Francisco Ortega y Thiago Almada, que según  Federico Mancuello “fueron a pasear” a los Juegos Olímpicos.

La pelota empezó a rodar. La primera oportunidad no se hacía esperar: a los 49 segundos, Romero quedaba mano a mano ante Hoyos, pero el arquero le achicó perfectamente haciendo imposible que el remate terminara en gol.

Los primeros 30 minutos se jugaba más en terreno de Vélez. River tenía la pelota, pero no hacía daño alguno. Luego el equipo de Liniers empezaría a aprovechar errores propios de River: pases mal hechos, desconcierto entre ellos mismos, para intentar alguna contra. Terminaba el primer tiempo sin muchos sobresaltos, pero los once de Pellegrino daban una mejor impresión.

Antes del segundo tiempo, Gallardo metió dos cambios: Rollheiser por Álvarez y Paradela por Palavecino. Uno más por precaución para el miércoles, otro porque no hizo un buen papel. Los cambios surtieron efecto y a los tres minutos, una corrida espléndida de Milton Casco hacía que Ortega lo derribe entrando al área y Pablo Echavarría pita la pena máxima.

¿Quién iba a patear el penal? Tras la salida de Gonzalo “Cachete” Montiel, cualquiera que miraba el partido se preguntaba lo mismo. Ahí apareció Enzo Fernández, decidido, porque lo pidió, con un trotecito lento esperando que Hoyos insinúe un lado. El ex Defensa y Justicia ponía el 1 a 0 parcial para el Millonario.

River tomó confianza. Posterior al gol buscaban ampliar la ventaja. Un intento de Romero que besó el palo derecho, pero con el correr de los minutos fue decreciendo en juego y en intensidad. A los 20 del segundo, Angileri fue reemplazado. El 3 mostraba cierta molestia, justamente en su isquiotibial derecho y generaba preocupación para Gallardo.

Vélez fue creciendo en juego y tenía la posesión, Thiago Almada era sinónimo de oportunidad de gol, generaron chances pero nada que sea peligroso del todo. Al minuto 27 se produjo un duro golpe entre Milton Casco y Enzo Pérez. Se observaba sangre, pero por el resultado de un corte, ambos siguieron en el campo de juego.

El Fortín de Liniers inquietó un par de veces a Armani, pero el arquero demostraba solidez, algo que en los últimos partidos escaseó un poco. Ya en el ocaso del partido, tras una serie de devoluciones, un cabezazo desde la mitad de cancha de Enzo Fernández, colocaba la pelota en el área de Vélez, Brizuela al querer correr hacia ella se tropieza en la carrera y deja solo a Brian Romero para liquidar el partido y cerrar todo intento de Vélez de empatar el partido.

River se reencuentra con la victoria. Un primer tiempo flojo, pero un segundo tiempo que fue efectivo y aprovechó las oportunidades cuando se las dieron. Mientras que Vélez, suma su sexto partido sin ganar en la Liga y con una racha de 635 minutos sin convertir un gol. Esta victoria le da al Millonario un envión anímico de cara al miércoles para la vuelta ante Atlético Mineiro. Esperemos que los de Nuñez encuentren su mejor versión, algo que todavía no estamos viendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba