RODRIGO DE PAUL: EL ESCUDO DE MESSI

Es indiscutible que la figura principal del seleccionado argentino sigue y seguirá siendo Lionel Messi, pero Lionel Scaloni ha logrado que otros jugadores aparte de Leo, puedan ser figura y tengan una responsabilidad grande con la selección. Cada vez que juega Argentina es difícil elegir la figura del partido, hay muchos puntos altos que dificultan la elección del mejor jugador de ese partido. Después de Messi, jugadores como el Dibu Martinez, el Cuti Romero, Lautaro Martínez, Lo Celso, Di María y de quien vamos hablar el día de hoy Rodrigo de Paul han destacado en muchos de los partidos de este 2021. 

A título personal, después del ¨10¨, De Paul se ha convertido en el segundo mejor jugador de la Selección. Su sentido de pertenencia, sus buenas actuaciones en partidos cruciales, su buenas asociaciones con el resto del equipo y su importancia a la hora de recuperar y atacar. Son la prueba del rol protagónico que está teniendo el jugador del Atlético de Madrid cuando viste la celeste.

No solo sus buenas actuaciones lo han convertido en uno de los jugadores más queridos e influyentes en el actual plantel. ¿Es solo su buen rendimiento? A mi parecer, engloba muchas condiciones que lo hacen ser un jugador muy carismático en la Selección Argentina. En primer lugar, es un jugador que representa el potrero en todo su esplendor, un jugador hábil con la pelota que embellece las jugadas a su antojo, pero que no tiene miedo a ensuciarse metiendo fuerte cuando el contexto del partido lo requiere. Pero esto tampoco es la única respuesta de su repentino cariño y conexión con la afición hacia él. Es que aparte de ser un muy buen jugador, podemos observar que tiene una linda asociación dentro y fuera de la cancha con Messi. No recuerdo a un compañero que se sienta tan cómodo al lado de él, quizás Luis Suarez en su etapa en el Barcelona. Está haciendo lo que cualquiera de nosotros haría: ser el mejor amigo de Messi. 

RDP está siendo muy importante en el equipo que está preparando Scaloni para el Mundial de Qatar en 2022. Desde su llegada como director técnico, es uno de los jugadores con más minutos jugados. Este año estuvo todos los partidos como titular, siendo figura o teniendo muy buenos partidos en muchos de ellos, el último contra Uruguay dando una verdadera exhibición. En Argentina se debe estar muy feliz con el rendimiento del seleccionado, en gran parte por la buena onda entre los integrantes del plantel, resultados y buen fútbol que se está viendo en cada partido. Claramente, la Copa América ganada hace unos meses ratifica el buen momento y el respaldo que se ha ganado Lionel Scaloni.   

Rodrigo Javier de Paul, ese mediapunta que juega de mediocentro tirado a la derecha, el de la gambeta corta y balones filtrados, como el que le hizo a Di María para el gol contra Brasil en la final, el mejor amigo de Messi y el exponente del futbol champagne. Esperemos que su nivel pueda seguir igual o mejor para el futuro de este seleccionado en sus próximos retos internacionales. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba