TENIS CON FUTURO EN LA CAPITAL ARGENTINA

En una increíble organización del Challenger de Buenos Aires, este fin de semana se disputaron las jornadas de semifinales y la final, en la cual salió victorioso el argentino Sebastián Báez.

Este año en el Racket Club, ubicado en los Lagos de Palermo, se llevó a cabo el Challenger de Buenos Aires, serie de torneos que cuenta con presencia de futuras estrellas del tenis y que prometen nutrir con mucha técnica y calidad este deporte.

El torneo comenzó el día 17 y finalizó este mismo domingo tras una semana de duración. Contó con grandes jugadores con mucho futuro en el tenis como son los hermanos, Juan y Francisco Cerúndolo, Sebastián Báez, y jugadores con un poco mas de rodaje en el circuito profesional como lo son el brasileño Thiago Monteiro y el boliviano Hugo Dellien.

Este fin de semana, más precisamente el sábado,  se llevaron a cabo las dos semifinales. La primera, entre el candidato a quedarse con el titulo Thiago Monteiro, y el mayor de los Cerúndolo, Francisco.  En una semifinal muy disputada, el brasileño se impuso por 6-1; 2-6; 6-3 ante un público que se mostró contento por el tenis de alto vuelo que brindaron los sudamericanos. Luego de esta derrota, el derrotado habló con la prensa y expresó lo siguiente: Estoy re caliente; perdí 6-1 el primer set y tenía que haber ganado todos los games. No tengo decidido si voy a ir a Lima Fue notorio el descontento del argentino que tras perder el primer set logró remontar el segundo, pero así y todo no le alcanzo para romper con la experiencia del brasileño. 

La otra semifinal seria nacional. Duelo de argentinos. Sebastián Báez y Juan Cerúndolo, el menor de los hermanos, se enfrentarían en un emcuentro que prometía mucho de ambas partes, pero tristemente no fue así. Báez se impuso con comodidad a un Cerúndolo, que se lo notó cansado. El resultado final fue de 6-1; 6-2, y asi es como la final del torneo quedaría pautada entre Sebastián Báez y Thiago Monteiro para el domingo.

Llegadas las 13 horas de un día caluroso en la Ciudad de Buenos Aires, el público estaba expectante por una final que ofrecería gran tenis y además tendría el condimento de que uno de los finalistas era local, y el otro era brasileño. Por un lado, Báez, el joven argentino de 20 años, llegó hasta esta final, habiendo sido campeón ya cuatro veces en lo que va del año en otros torneos de tipo Challenger. Obtuvo tres en tierras chilenas y otro en el viejo continente en la ciudad de Zagreb. Esta vez, Báez debía de hacerle frente al primer clasificado del torneo.  Del otro lado Monteiro, nacido en tierras brasileñas, es un jugador con mas experiencia. Con mucho mas roce en el profesionalismo habiendo jugado partidos de Grand Slam y con sus 27 años, era el candidato máximo a ser campeón en Buenos Aires.

La final comenzaría como se la esperaba. Un primer set en donde el primer quiebre seria el que lo definiría, el cual quedaría en manos del local. El segundo apartado, seria uno extraordinario, debido a que no se esperaba que pase lo que sucedió, y extraordinario haciendo alusión al nivel de tenis que mostro el mas joven de los dos. El pequeño Báez, al cual catalogan como el “Nuevo Schwartzman” se llevo este parcial por 6-0 para así conseguir ganar el match y coronarse campeón por quinta vez en este año.


Sin duda alguna, Báez es una gran promesa para el futuro del tenis argentino, y en esta temporada lo dejo más que claro. Arrancó el año en el puesto número 308 del Ranking y tras este triunfo figura como número 124, puesto que lo permite ilusionarse con jugar el torneo Finals de los Next Gen que reúne a las máximas figuras del tenis que radican por debajo de los 21 años. Sin duda, este chico dará de que hablar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba