UN TRUNCO ARRANQUE

En la madrugada de este jueves, La Selección Argentina de Fútbol Sub-23 cayó ante su par de Australia 2-0 en lo que fue su debut en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el Sapporo Dome.

Un encuentro en el que el equipo de Fernando Batista no supo encontrarle la vuelta al partido y en el que los oceánicos supieron imponer de manera rápida sus condiciones, lastimando mucho por las bandas y desgastando a la defensa albiceleste de manera rápida, algo que no estaba en los papeles de nadie. Así, a los 14 minutos y aprovechando esas ventajas que dejaba el fondo, Joel King lastimó por la zona del lateral de Vélez Hernán de la Fuente, tiró el centro para que Lachland Wales decrete el 1-0.

A pesar del resultado en contra, el combinado nacional buscó asociación en el mediocampo con Fernando Valenzuela, Alexis MacAllister y Ezequiel Barco. Los ataques en cierto punto resultaron ya que el ex Barracas Central mostró condiciones y el ex Independiente tuvo un remate de afuera que pegó en el travesaño.

En el cierre de la primera etapa, llegó la gran polémica (¿y el quiebre?). Francisco Ortega, lateral izquierdo, fue a forcejear en un tiro libre con McGree (algo muy normal en este tipo de pelotas detenidas) y el juez serbio Srdjan Jovanovic,pecando un poco de rigorista, expulsó por doble amonestación al argentino.

En el segundo tiempo, Batista se vio obligado a realizar drásticas modificaciones. Ezequiel Ponce entró para darle un poco más de oxígeno en ataque a un Adolfo Gaich que se encontró solo. En tanto, los australianos lastimaban de contra y hasta exigieron en varias veces a Jeremías Ledesma. Luego de la media hora del complemento, los nuestros bajaron la intensidad, los Socceroos aprovecharon y no perdonaron. Marco Tilio, ingresado en la etapa final, puso a 10 minutos del cierre el 0-2 definitivo.

El equipo del Bocha deberá mejorar y mucho de cara al partido del próximo domingo ante Egipto (igualó sin goles ante España). Se vieron otras ganas en la segunda mitad, pero eso no se traduce en tantos y llegadas. Un duro revés en el arranque de la cita Olímpica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba