UNA NUEVA FUNCIÓN EN EL TEATRO DE LOS SUEÑOS

En menos de 48 horas se supo al fin cual es el destino final de Cristiano Ronaldo, luego de retirarse del entrenamiento del jueves posiblemente por un golpe en el brazo derecho, era una salida para nunca más regresar a las instalaciones de la “Vecchia signora”. El lusitano pegó el portazo, pero aún cabía la duda adonde deslumbraría con su magia. Los equipos que se lo disputaron provienen de una ciudad donde el fútbol es lo más trascendental en la vida de los habitantes mancunianos, se trata del Manchester City y Manchester United, una de las rivalidades más calientes de la Premier League.

Cuando todo parecía que el City tenía todo bajo control para llevárselo a Josep Guardiola, un experto golpeó la puerta y se entrometió en las mesas del equipo gobernado por Sheikh Mansour. Esa persona de excelentes negocios es Jorge Mendes, un empresario portugués que patrocina a tales jugadores como el propio CR7, James Rodríguez, Ángel Dí María, entre otros. Su tenacidad a la hora de contrataciones hizo la diferencia para encaminar al astro hacia Manchester United una vez más. La cifra total de la transacción fue de 15 millones de euros para liberarlo del club de Turín, pero pueden haber 8 millones de euros más por objetivos, en tiempos de problemas económicos para Juventus. Es un negocio redondo tanto para los “Reds” como para los “Bianconeri”.

De esta manera, su vuelta a los rojos, lugar donde estuvo de 2003 a 2009, representa un desafío interesante para el delantero de 36 años, el equipo que actualmente dirige el noruego Ole Gunnar Solskjær lleva una sequía de 8 años sin títulos de liga y es un buen momento para volver a prosperar. La certeza que tenemos todos los futboleros del mundo es que ya percibimos cual será la próxima parada para uno de los mejores jugadores que Portugal nos ofrendó. Las piezas de ajedrez cambiaron para volver a una nueva partida que nos indique para quienes serán las buenas siembras.

El fútbol al ir transmutándose de manera permanente nos permite observar un flamante duelo entre Lionel Messi, estandarte de la torre Eiffel ante Cristiano Ronaldo, un portugués que vuelve a tierras inglesas. Tan solo una temporada le bastó para lucir en el Sporting Lisboa en la 2002/03, en la siguiente etapa tenía puesta la camiseta de un club poderoso como el que dirigió Sir Alex Ferguson hasta la 2008/09 y sus estadísticas fueron impecables, disputó 292 partidos, marcó 118 goles, brindó 61 asistencias y su media goleadora fue de 0,49.

Además de jugar con notables jugadores como Carlos Tévez, Ruud Van Nistelrooy, Paul Scholes, Ryan Giggs y Wayne Rooney, se ganó el amor de los hinchas tras obtener 8 campeonatos nacionales con 3 ligas incluidas y un 2008 categórico con triple corona: Champions League, Mundial de Clubes y Premier League.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba