VALORABLES ACTUACIONES DE LOS PALISTAS ARGENTINOS

El torneo de Piragüismo sprint en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020+1 fueron un duro examen que los representantes de Argentina pudieron aprobar. Si bien no hubo chances de medallas por la superioridad de los rivales europeos, las actuaciones de Brenda Rojas, Rubén Rézola y Agustín Vernice no dejan de ser sorprendentes. Los palistas cumplieron sus objetivos de llegar a instancias decisivas en el marco de unos JJOO históricos en plena pandemia.


La representante oriunda de San Pedro, Brenda Rojas, se destacó en su participación en K-1 500 alcanzando las semifinales, compitiendo en la cuarta serie en donde terminó en la última colocación con un tiempo final de 1:58:301, quedando eliminada y finalizando en el puesto 29 de la tabla general. No obstante, no fue la única prueba en donde se presentó, ya que estuvo presente también en K-1 200m, donde allí no obtuvo buenos resultados, terminando sexta en la eliminatoria y en los cuartos de final dejando sin chances de avanzar a semifinales, terminando 27° en las posiciones generales.


En sus terceros Juegos Olímpicos, Rubén Rezola tuvo un buen torneo en donde llegó a competir en la Final B, una carrera que arrastra a competidores que no pudieron clasificar a la final por las medallas en las semifinales y que significa un reclasificatorio del 9° al 15° lugar. El santafesino de 30 años quedó 7° con un registro de 36.775 finalizando en un meritorio 15° puesto en la general y dejando en claro su condición de dar pelea.
Por último, el buen desempeño que dejó plasmado Agustín Vernice, el olavarriense de 26 años fue el mejor palista argentino en Tokio logrando clasificar a la gran final por las medallas después de haber tenido una estupenda tarea en las eliminatorias, semifinal y en la final. Su posición en la contienda definitoria fue un 8° puesto que lo dejó último en su lucha por un podio pero sin embargo obtuvo un diploma olímpico. Su tiempo fue 3:28:503. Sin dudas, culminar entre los ocho mejores en un Juego Olímpico termina siendo una actuación auspiciosa que trae buenos augurios de cara a lo que se viene.


Argentina en Canotaje solo tuvo dos finalistas a lo largo de la historia. El primero fue uno de los máximos referentes de este deporte, Javier Correa, que alcanzó la final olímpica en Atenas 2004. El rionegrino obtuvo el pase a la instancia decisiva después de hacer una excelente eliminatoria y semifinal, una vez en la final se quedó con el 8° puesto y se le otorgó un diploma olímpico. Agustín Vernice entró junto a Correa en ese selecto grupo de palistas que pelearon por Medallas hasta el cierre.

Javier Correa of Argentina reacts after he took the third place in his Men’s K1 500 meter semifinal and qualified for the final, during the kayak flatwater event at the 2004 Olympic Games in Schinias near Athens, Greece, Thursday, Aug. 26, 2004. (AP Photo/Armando Franca)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba